Nacionales

Noticias Nacionales

Liga MX: el Club América goleó a los Pumas de la UNAM y ganaron su pase a la final

Las Águilas del América ganaron su lugar en la final de la Liga MX (Foto: Twitter Clubamerica)En la semifinal del torneo de Apertura 2018 de la Liga MX, el Club América dio una histórica goliza a los Pumas de la UNAM al ganar 6 a 1, ante 64.000 aficionados mexicanos.En la vuelta de las semifinales de la Liga, el marcador global terminó 7-2 a favor de las Águilas del América, que se enfrentarán al Cruz Azul para la final aún sin fecha ni horario confirmado.Con goles de Renato Ibarra, Bruno Valdez, Roger Martínez, Guido Rodríguez, Diego Lainez, y Emanuel Aguilera, el Club América hizo historia ante sus aficionados que no dudaron en llenar las redes sociales de memes por sus próximos contrincantes.A los siete minutos de que comenzó el partido, Renato Ibarra definió el primero de 6 disparos certeros a gol. Al minuto 23, Pablo Herrera de los Pumas sorprendió con un cabezazo que se coló al marco. Pero sólo sería el único gol de los universitarios.El equipo del América logró neutralizar a su contrincante y se pusieron de ventaja a los 27 minutos del partido, cuando Bruno Valdez cabeceó en un tiro de esquina. Ocho minutos después, los americanistas celebraban el gol con una "tijera" de Roger Martínez.El equipo del América logró neutralizar a su contrincante y se pusieron de ventaja (Foto: Twitter clubamerica)Otro tiro de esquina siguió marcando la historia, cuando Guido Rodríguez colocó la pelota a quemarropa, imposible para el portero de Pumas. El quinto gol de la noche ocurrió a los 49 minutos gracias a Diego Laínez. En el afán de mantener la ventaja, Emanuel Aguilera puso un tiro a los 70 minutos.Cruz Azul informó en su cuenta de Twitter que los detalles de la final se confirmarán en las próximas horas. Después de 5 años se repetirá la final entre ambos equipos.En conferencia de prensa, el director técnico del América, Miguel Herrera, dijo: "Tengo un equipo metido, no le fallamos a la afición en este partido. Metimos goles en momentos importantes. El equipo sabe jugar estos juegos y tenemos todo el deseo por ser campeones".MÁS SOBRE ESTE TEMA:Sangre celeste: un aficionado japonés cruzó la mitad del mundo para apoyar al Cruz AzulEscándalo sexual en el fútbol mexicano: denuncian abusos a juveniles de los Tiburones Rojos de VeracruzQué le pide Diego Maradona a los jugadores de Dorados y el inesperado fracaso en las tiendas de deportes

Leer más »

Iván Argote y una muestra para repensar el espacio público

Iván ArgoteEl proyecto site specific Ternura radical del colombiano Iván Argote, que se exhibe en el Malba hasta febrero del año próximo, invita a repensar los usos del espacio público a partir de la construcción de una plaza y de una palabra que el artista moviliza como estrategia creativa para "proponer y preguntar".En el espacio Contemporáneo del museo (Avenida Figueroa Alcorta 3415), la muestra reúne obras en distintos formatos, como fotografía, escultura o dibujos, y un film titulado La Plaza del Chafleo que actúa como vector al convertir la sala del Malba en una instalación crítica sobre el entorno cotidiano.La Plaza del ChafleoSe trata de un obra que Argote (Bogotá, 1983), radicado en París, viene pensando hace tiempo cuando proyectó "hacer una plaza, cuyo monumento sería un verbo nuevo que uno pone a circular gracias a la existencia de la plaza. Me gustaba la idea de infiltrar una palabra en la ciudad y que tomara sentido día a día".– ¿Qué te propusiste con esta exposición?– Mi idea era vehicular diferentes preguntas sobre cuál es el uso físico y simbólico que le damos al espacio público. La Plaza del Chafleo es una herramienta que me sirve para proponer y preguntar. Me gusta también que esta plaza y el film que la presenta es un proyecto a futuro, una obra plan. Me interesaba también eso como estatus de la obra.– Está muy presente lo simbólico del espacio público, que está ahí y a veces olvidamos pero es posible reconfigurar ¿Cuál es tu tesis?– Los espacios urbanos organizan y jerarquizan de forma muy flagrante la información y el sentido de todo y de todos. Es una retícula que va marcada por normas que a veces olvidamos pues parecen ir de sí mismas, ser generadas por el sentido común, pero no. El sentido común no existe, existen formas ideológicas, morales y políticas que construyen nuestro entorno. La calle está llena de códigos, de convivencia, orden y jerarquías. Me interesa cuestionar ese lugar porque es arbitrario y coartador. Desde mi rol de artista, que es aquel de generar preguntas y hacer vacilar lo establecido, propongo que miremos de nuevo ese espacio y que no solo tratemos de leerlo sino que intentemos usarlo de otras formas, negociarlo, transgredirlo.– Mostrás una experiencia que ocurre con la Fuente de la Poesía, aquí en Buenos Aires: un espacio potente que quedó olvidado.– Una ciudad de literatura que deja secar una fuente tal me pareció sintomático de los tiempos. La ciudad me daba a leer que un símbolo así tal vez no es tan importante, y eso es diciente si vemos en lo que se ponen los esfuerzos: es sintomático del espacio físico, simbólico y económico que se le da a la cultura, que hoy los estados consideran como un gasto, ignorando que es la base y la esencia de nuestra humanidad. Lo principal que hacemos es generar cultura, ahora la moda es generarla desde el consumo y la sobreproducción. Aprovecho la herramienta del museo y el olvido para proponer una pregunta. Llenar de nuevo la fuente con un camión externo, casi como un acto vándalo y silencioso. Quince mil litros de agua para tratar de animar un símbolo.– ¿Y por qué titulaste la exposición Ternura radical?– Nos hemos acostumbrado a generar polos, campos de batalla en todos los ámbitos, en lo político, emocional y hasta íntimo. Me interesa proponer preguntas, cambios de perspectiva, criticar, incluso deconstruir y hasta destruir utilizando otras estrategias que no pasen por ese mecanismo maniqueísta. La manera de hacer las cosas construye tanto el sentido de las cosas como las cosas por sí mismas, y es allí donde me interesa la noción de ternura. No sé que quiere decir Ternura Radical, pero me gusta las preguntas que evoca.Fuente: Télam SIGA LEYENDOEl clásico, el descarado, el sensible, el provocador: todos los Pablo Suárez que habitaron en el genial artistaEl mundo de tramas y arañas de Tomás Saraceno, a la conquista de París

Leer más »

50 años de “Fuiste mía un verano”, el disco que convirtió a Leonardo Favio en una estrella de la música

Leonardo FavioHace cincuenta años corría el mil novecientos sesenta y ocho. Era una época de guerras, crisis y revoluciones. En París, Francia, se desarrollaba la huelga obrera más importante y larga de todo el siglo XX a la que se sumaron los estudiantes a las calles, creando el así conocido Mayo Francés. En Vietnam, la Ofensiva Tet cambiaría el curso de la guerra que las guerrillas dirigidas por el Frente de Liberación Nacional de Ho Chi Minh contra la política beligerante de los Estados Unidos. En Checoslovaquia se producía una rebelión contra la injerencia de la Unión Soviética en el país que duraría meses y que constituiría la llamada Primavera de Praga. En los mismos Estados Unidos ese año eran asesinados Martin Luther King y Robert Kennedy, mientras se desarrollaban grandes movilizaciones en el sur contra la segregación racial y las universidades de todo el país eran ocupadas por reclamos políticos y contra la guerra. Y así a lo largo de todo el globo.La Argentina no era ajena al convulsionado año de 1968 y, entre otros hechos de relevancia política y cultural de las oleadas revolucionarias, se lanzaba uno de los discos más vendidos de toda la historia argentina: Fuiste mía un verano, de Leonardo Favio, que en seis meses había sido adquirido comercialmente más de un millón de veces, cifra récord para ese entonces y que tantos artistas envidiarían hoy.Sin embargo, el disco planteaba una renovación en la canción popular, pero no en el sentido revolucionario que rodeaba aquellos años, aunque se permitía licencias vanguardistas. Y Favio ya era reconocido como un gran cineasta (y peronista de Perón), pero no como compositor y músico, como lo sería desde entonces por unos años para luego volver al cine y también la interpretación. ¿A qué respondía esa rara avis de la historia cultural argentina?"Se sentía que había algo distinto. Leonardo era un rebelde auténtico, usaba jeans y zapatillas en las tapas de las revistas y en la televisión y a la vez tenía una gran sensibilidad. Yo intuía que iba a ser un fenómeno y resultó ser el autor del boom discográfico más grande de la historia y nadie lo repitió". Así cuenta a Infobae Cultura Vico Berti, que estampó su firma junto a la de Favio en la autoría del tema que dio el nombre al disco y que por estos días cumple cinco décadas.Vico Berti"En la Argentina es el disco más vendido hasta ahora, más que los Beatles, que Julio Iglesias, que todos –se entusiasma Berti–. Fue un fenómeno increíble y que profundizó algo distinto para la época y que por eso sigue estando y mucho más en Latinoamérica, en México, Colombia, en la comunidad latina de los Estados Unidos y Australia, donde su éxito continúa ininterrumpidamente".Vico Berti tenía 20 años y Leonardo Favio 29. Así recordaba Favio los inicios de esa sociedad artística en el excepcional libro de entrevistas sobre su vida que escribió Adriana Schettini: "Cuando me vio actuar Vico Berti, con quien ya éramos amigos, me dijo: 'Vos estás para más', y empezó a armarme una gira por la provincia de Buenos Aires. Me hacía ensayar todos los días con cuatro músicos y me trajo un repertorio de canciones conocidas y dos de él: Quiero la libertad y Me siento libre. Un día tuve que empezar. Hicimos un largo viaje. Ma acuerdo que me subí al colectivo con los músicos y nos hundimos en la provincia. La verdad es que yo estaba muy nervioso. Para mí era como un debut en el Olympia de París, aunque la realidad era muy otra. Llegamos a un club de mala muerte, de luz mezquina. Todo era de tierra: la calle, el piso del club, el pelo de la gente, todo. Ahí fue mi debut. Vico Berti tenía un gran entusiasmo porque, a pesar de la tristeza de los clubes donde él me llevaba a cantar, estaba seguro de la cosa iba para bien".“Pasen y vean” (Sudamericana), de Adriana SchettiniFavio ya había inscripto su nombre en las baldosas de la historia de la cinematografía nacional. Llegado a Buenos Aires desde su Mendoza natal (donde había vivido un tiempo en un internado social durante su infancia), impulsado por su madre había comenzado a hacer bolos en los radioteatros de Radio El Mundo mientras vivía en una pensión al lado de la emisora y experimentaba una vida bohemia entre marineros, malandrines y poetas aficionados.Su figura era notable: quién no podría afirmar que era un hombre hermoso, y sobre todo esa percepción era esclarecida por la cámara de filmar y por los directores que notaban su talento actoral innato. Así, había debutado a los 19 años en una película con Pedrito Rey llamada El ángel de España meses antes de convertirse en el actor fetiche de Leopoldo Torre Nilsson, Babsy para sus amigos, un director iconoclasta que formó parte de la renovación de la filmografía nacional.Favio junto a su tía, la emblemática actriz Elcira Olivera GarcésCon él empezó con El secuestrador y entre varias otras protagonizó Fin de fiesta, sobre la novela de Beatriz Guido (pareja de Babsy), nominada al Oso de Oro en Berlín. Pero también fue dirigido por Fernando Ayala con El jefe, sobre un cuento de David Viñas. Dar la cara, también sobre una novela de Viñas, con dirección de José Martínez Suárez (el mítico cineasta y hermano de Mirtha Legrand).Trabajó junto a Mirtha Legrand, dirigidos por su marido Daniel Tinayre, en En la ardiente oscuridad. Favio le decía a Schettini para el libro Pasen y vean con lógica implacable: "A mí lo único que me impresionó cuando me vi en una película era que podía verme caminando de espaldas, porque casi nadie sabe cómo es él mismo caminando de espaldas". Su amistad con Torre Nilsson fue enorme y con tales directores aprendió a dirigir y se lanzó.De “Crónica de un niño solo”En 1964 filmó Crónica de un niño solo, film alabado por la crítica hasta nuestros días. En el ambiente sofisticado del cine vanguardista de esos años Favio recibió su aprendizaje intelectual. Pero no dejaba de rasguear la guitarra, aparecía de vez en cuando en La botica del tango de Bergara Leumann y cantaba y entonces Vico Berti se entusiasmó."Hasta que me llevó a ver a John Lear, que era el director artístico de la CBS. Ahí me hizo cantar otra vez, un poco a capella, otro poco con guitarra, hasta que logró convencer a John Lear. A los pocos días, para mi asombro, yo ya estaba grabando con una gran orquesta. Y lo primero que grabé fue Quiero la libertad, que logró el mismo éxito como fracaso que mis anteriores presentaciones personales, porque el disco no lo compró nadie. Uno me lo llevé yo, otro se lo quedó Vico Berti y el otro se lo regalé a mi mamá. Pero Vico no se resignó , porque era muy obstinado. A él lo emocionaba mucho la canción que me había escuchado en La Botica del Ángel, Fuiste mía un verano, así que insistió ante la compañía para que yo volviera a grabar. Y ahí nos tocó Dios, porque eso fue un éxito fuera de lo común. En aquella época, éste fue el disco , en proporción, de mayor éxito en el mundo de habla hispana. Nunca se había vendido, hasta ese momento, una cifra igual en tan breve lapso. Tuvieron que unirse para prensar los discos que yo grabé la CBS y la RCA. Acá se dobló la venta de tocadiscos a raíz de las enormes ventas de mi disco", recordaba Favio, fallecido en 2012."Es algo que uno no puede creer por la cifra, pero cuando comenzamos a hacer esto teníamos gran ilusión –dice Berti a Infobae Cultura–. Alguna vez yo intuí que iba a ser el disco más vendido en la historia, pero no lo decía por arrogancia, sino porque lo sentía. Se sumó el más grande director artístico, que era John Lear, director de la CBS, el gran arreglador Martino Consentino. Y tuvimos el privilegio de que toque la guitarra Cacho Tirao. Un gran éxito es la suma de muchos factores".El disco llevó la figura de Favio fronteras afuera y aún mantiene vigencia y produce fanatismo en Latinoamérica. En Colombia, luego de su muerte, se establecieron en barrios populares santuarios con su figura. Y en los colectivos se puede escuchar a través de la radio todavía su voz. "Cada época tiene su sonido –dice Berti sobre esa vigencia más allá de las emisoras argentinas, esa vigencia latinoamericana–. En México, en Chile, en Colombia sigue vigente. Acá podríamos decir que hubo una gran influencia del rock. Va a estar siempre, pero la moda marcó un predominio del pop y del rock".En Favio se conjugaba su participación en películas de culto como director y actor, seguidas por un público vanguardista hasta ese momento (luego filmaría películas récord bajo su dirección en taquilla, como El romance del Aniceto y la Francisca, Juan Moreira o Nazareno Cruz y el lobo) con su rol de cantante popular, híperpopular.(Museo del Cine Pablo Ducros Hicken)"Cuando salió el longplay de Fuiste mía un verano fue una sorpresa –recordaba Favio–. Creo que el secreto de esa canción es que por primera vez se habla de 'vos' y no de 'tú'. Se incorpora la palabra piba en la balada, se incorpora el lenguaje argentino". Berti explica esa conjugación entre la recepción intelectual y popular de la producción cultural de Favio: "Ese mismo año Favio filmó El dependiente, que también fue alabada por la crítica y que fue reconocida como la película más importante de todos los tiempos del cine argentino con posterioridad. A Favio lo seguía un público vanguardista que también seguía a Antonioni, a Godard, que iba a los cineclubes. Cuando accede a la canción, hace algo distinto. Es la primera vez que lo popular y lo intelectual coincidían. Yo creo que la sensibilidad de Leonardo abarcaba todo". En el disco, que Sony relanza en formato vinilo, también se puede escuchar una versión de Canción de Pototo, de Luis Alberto Spinetta, rebautizada Para saber cómo es la libertad para el público de Favio.Favio, el actor, el cineasta, el cantante, el peronista. Acompañó a Perón en el vuelo de regreso del presidente derrocado en 1972 a la Argentina. Tocó en el escenario de la movilización cuando su regreso definitivo que culminó en la Masacre de Ezeiza y él mismo contó que en el hotel del aeropuerto la derecha peronista (a la que Favio estaba ligado) torturaba a la izquierda peronista y que él intervino para que parase esa locura política (aunque explicable racionalmente por la historia del peronismo en sí mismo).De “Gatica, el mono”Se exilió en 1976 y siguió desarrollando su carrera musical. Unos años después de su regreso a la Argentina, filmó Gatica, el mono, la película sobre el boxeador que no sólo fue un éxito de público, sino que es una cinta fascinante. Y más tarde, realizó el documental de seis horas Perón, sinfonía de un sentimiento, que el público más gorila ve con ojos desorbitados por éxtasis estético y felicidad del cine.Su último film fue Aniceto, una versión en danza de El romance del Aniceto y la Francisca, que es también una película exquisita. Fue un artista total. A cincuenta años de una época de crisis, guerras y revoluciones, también se suma un aniversario de la balada romántica que Leonardo Favio legó al público hasta nuestros días.SEGUÍ LEYENDOLibros, pañuelos y hasta la bata de Gatica: un museo exhibe el universo mágico de Leonardo Favio"Todo el año es Navidad", el increíble documental sobre los hombres que cada diciembre son Papá Noel

Leer más »

Los Andreu se consagraron en la final de “Familias Frente a Frente” y ganaron medio millón de pesos

El Chino Leunis anuncia al ganador y los Andreu estallan de alegría (Video: "Familias Frente a Frente", Telefe)La mejor cocina de la Argentina es… ¡griega! Al menos eso se desprende de Familias Frente a Frente, que en una final muy apretada terminó distinguiendo a los Andreu —por encima de las Kaspin, que elaboran platos judíos— como la familia que elabora los mejores platos del país. Y con sus manjares culinarios que provienen del Mar Mediterráneo, se alzaron con medio millón de pesos.Luego de que el Chino Leunis, el conductor del ciclo de Telefe, los declarara triunfadores al concluir las 12 emisiones del programa (en el que compitieron 12 familias), tomó la palabra Elena para hablar, entre sollozos como en toda la noche, en representación de los cuatro Andreu: Máxima, Efrosina, Jorge (el único hombre que llegó a la final) y ella misma, claro. "Somos griegos, pasionales, gritones", dijo, y cerró su breve discurso con ironía: "Lo lamento. A todos mis fans… ¡besito!".En la competencia contra las Kaspin, el desafío fue elaborar en dos horas y media un menú completo (entrada, plato principal y postre) para 18 invitados, que terminaron siendo los familiares de unos y otros, más los participantes que ya habían sido eliminados.¿Cuál fue el menú griego, a la postre —justamente— el ganador? Entradas: ensalada griega (salata joriátiki), berenjenas fritas con tomate, trillas con tzatziki, tarta de masa filo con relleno de ricota y queso feta. Plato principal: pastel de macarrones, carne y salsa bechamel (pastitsio). Postre: buñuelos griego (lucumades).Pero no fue sencillo. A Jorge se le pasó la cocción de un plato, dando dando lugar a un entredicho con sus rivales. "¡Nos quieren distraer! ¿Qué se les quemó?", gritaron las Kaspin. "¡A vos se te quemé la cabeza!", respondió Elena.Aunque los nervios, y ese carácter tan griego, desató dos fuertes peleas en los Andreu, donde siempre perdió Máxima. La señora primero fue echada por Efrosina, y más tarde por su otra hija, quien la acusó de haber cortado en cuatro porciones un plato, cuando ella le había pedido que lo hiciera en dos. "¡Me arruinó el plato!", lamentó Elena entre lágrimas. Minutos después, se terminó abrazando con su mamá, en un mutuo pedido de disculpas. Luego, los cuatro terminaron haciendo la típica danza griega, con rotura de platos incluida.La pelea de Elena y Máxima Andreu (Video: "Familias Frente a Frente", Telefe)¿Y el menú de las Kaspin? Entradas: arenque marinado, pan de pescado al horno y hervido (guefilte fish), pasta de rábano y remolacha (jrein). Plato principal: estofado sefaradí de carne con arroz a la turca. Postre: tarteleta con ganache de chocolate negro y frutos secos. No haber llegado a tiempo con el arroz (el jurado Christophe Krywonis: lo atribuyó a una distracción) resultó fatal para las cuatro integrantes de la familia, a quienes se las vio muy nerviosas y a los gritos.Sí, a los Andreu también. Pero cocinaron mejor. Y ahora, disfrutarán de una importante suma de dinero. ¡Salud!Jorge, Máxima, Efrosina y Elena: los Andreu, la familia que mejor cocina en la Argentina (foto: captura)SEGUÍ LEYENDOLa sorpresiva boda de la periodista Silvia Fernández Barrio en La RuralEl cruce de Esmeralda Mitre y Andy Kusnetzoff por los dichos de la actriz sobre el Holocausto

Leer más »

Marte, al alcance de la mano: un instante mágico para volver a las deslumbrantes crónicas de Ray Bradbury

Ray BradburyEl tercer día de diciembre de 2018 (este año, sí: pero la precisión conviene a Historia cuando episodio sea escrito), un lunes, como si comenzara un día de oficina, y después de superar los siete minutos de terror –el instante crítico: todo o nada–, el módulo espacial InSight se acunó en el rojo polvo de Marte.Su misión, como tantas similares en otros planetas, es otro "atrevimiento del alma humana", según juzgó el parisino Anatole France (1844 -1924).Más tarde o más temprano, Marte será nuestra casa. Ilusión, verdad o conjetura que (inevitable) a algunos nos remite a Ray Bradbury y su obra (o sueño) más famoso: los veintisete cuentos de Crónicas marcianas, nacido en 1943.Libro que agotó unos diez millones de copias, y que mereció un deslumbrante prólogo de Borges. Que dice en su último tramo: "Por su carácter de anticipación de un porvenir posible o probable (…) el nuevo género narrativo que los americanos del Norte denominan science-fiction tiene un ejemplo admirable en estas Crónicas. Su tema es la conquista y colonización del planeta (…) Ray Bradbury ha preferido –sin proponérselo, tal vez, y por secreta inspiración de su genio– un tono elegíaco. Los marcianos, que al principio del libro son espantosos, merecen su piedad cuando la aniquilación los alcanza. Vencen los hombres, y el autor no se alegra de su victoria. Anuncia con tristeza y con desengaño la futura expansión del linaje humano sobre el planeta rojo –que su profecía nos revela como un desierto de vaga arena azul con ruinas de ciudades ajedrezadas y ocasos amarillos– (…) Otros autores estampan una fecha venidera y no les creemos, porque sabemos que se trata de una convención literaria; Bradbury escribe 2004 y sentimos la gravitación, la fatiga, la vasta y vaga acumulación del pasado (…) ¿Qué ha hecho este hombre de Illinois, me pregunto, para que episodios de la conquista de otro planeta me pueblen de terror y de soledad? (…) En este libro de apariencia fantasmagórica, Bradbury ha puesto sus largos domingos vacíos, su tedio americano, su soledad, como los puso Sinclair Lewis en Main Street (…) Por virtud de estas Crónicas me ha sido dado revivir, en los últimos días del otoño de 1954, aquellos deleitables terrores".En una posdata de 1974, luego de releer los Relatos de lo grotesco y arabesco (1840), de Poe, Borges imprime un doble homenaje a Bradbury: "Es heredero de la vasta imaginación del maestro".(AP File Photo)Desde luego, escrito en 1943, sus historias suceden entre Enero de 1999 y Octubre de 2026. La primera fecha de la narración inaugural, El verano del cohete, nos parece no sólo pasada: en más de un sentido, olvidada. En cuanto a la última, El picnic de un millón de años, está apenas a siete años de estos días, y si los cálculos no son erróneos, el primer viaje tripulado sucederá en 2030…, believe it or not.Por cierto, ese o esos primeros hombres en nuestro vecino más cercano del Sistema Planetario Solar encontrarán escenarios, riesgos y amenazas muy diferentes de las urdidas por Bradbury, pero no menos estremecedoras.Quizá, una vez más, la naturaleza imite al arte: sentencia de Oscar Wilde en un artículo de 1889 y en su ensayo La decadencia de la mentira, dos años después.(AP)En todo caso, sean quienes fueren los homo sapiens destinados a esa colosal aventura, quiera el azar que nada de lo que afronten se parezca a La tercera expedición, sexta crónica marciana que Bradbury instala en abril de 2002.Los navegantes, al mando del capitán John llegan, son felices todo un día al revivir las emociones de sus días en la Tierra –astuta metamorfosis de los marcianos–, pero…Dejo el final como incógnita y asombro. No es aventurado suponer que incluso lectores avezados ignoren esta obra mayor. En ese caso, hoy es el momento ideal. Porque la ficción y la posible realidad se tocan con sus dedos índices, como cierta pintura celebérrima que domina el techo de la Capilla Sixtina.Si la hazaña sucede realmente en 2030, ya empezó la cuenta regresiva. Y también empiezan a agitarse los huesos del hombre de Illinois, que partió hace seis años, a los 91 que le fueron concedidos.(Wikipedia)(Post scriptum. La noticia, el InSight en Marte, obliga a la imaginación a llegar hasta la puerta de su casa y estudio en Los Ángeles. Está encerrado, escribiendo. Nadie puede ni debe molestarlo. Ni siquiera Marguerite McClure, su mujer, y menos sus cuatro hijas: Bettina, Alexandra, Susan y Ramona. Bloqueado, para ahuyentar a cualquiera que le haga perder tiempo, ha colgado en la puerta un enorme mono de paño y la leyenda Keep out! Acaso el único modo de concebir y teclear, entre 1920 y 2013, cuarenta títulos: poemas, cuentos, novelas. Con un estante de imprescindibles: El hombre ilustrado, Las doradas manzanas del sol, Remedio para melancólicos, Las maquinarias de la alegría, El vino del estío, Cementerio para lunáticos…, y en especial, Fahrenheit 451 –la temperatura a la que arde el papel–, novela que figura en el Salón de la Fama de la Ciencia Ficción, Seattle, Washington. De ella dijo Bradbury: 'No he tratado de hacer predicciones acerca del futuro, sino advertencias. Es curioso: en mi país, cada vez que surgía un problema de censura, salía a relucir como paradigma de la libertad Fahrenheit 451. Los intelectuales, de derecha o de izquierda, siempre tienen miedo a lo fantástico. Hay que tener mucho miedo de ellos, porque intentan decirte lo que tienes que leer, y lo que no'. Pero Fahrenheit… es tan aterradora como imprescindible. Debiera ser de lectura obligatoria en las escuelas, porque es un monumento contra toda forma de al que homenaje al rebelde que la enfrenta. Pero hay algo mucho más potente, y no menor, en la obra de Bradbury: su alma, carne y sangre de poeta. Y no sólo en sus poemas: en su entero estilo, aun en las historias de horror físico y metafísico. Si en el futuro más de una nave toca Marte, alguna debería honrarlo con su nombre.)SIGA LEYENDOLos universos de Ursula K. Le Guin, la fantástica creadora de planetas que reflexionaba sobre el serCómo pensar el futuro: Stanislaw Lem, filósofo de la ciencia ficción

Leer más »

El festejo de River en el Obelisco terminó con incidentes

Un grupo de hinchas de River arrojó piedras y botellas contra la policía durante los festejos en el Obelisco y los efectivos respondieron con gases y balas de goma para desconcentrar a los violentos.Algunos también arrojaron proyectiles contra comercios de la zona.En el marco de un gran operativo de seguridad para evitar que se repitieran cualquier tipo de incidentes como los que causaron la cancelación del partido en el Monumental, los violentos una vez más arruinaron lo que debería haber sido una fiesta popular.Pasada la medianoche, la policía terminó por desalojar toda la zona del Obelisco y la avenida 9 de Julio. Fuentes policiales estimaron que se habían concentrado cerca de 20 mil personas. Afortunadamente, gran parte de los hinchas ya había comenzado a desconcentrarse momentos antes.Según informó la Policía de la Ciudad, hubo 20 demorados y al menos tres efectivos heridos "con diferentes traumatismos". Varias personas fueron retenidas por prevención y posteriormente liberadas. La policía utilizó carros de asalto, hidrantes, motos y efectivos de infantería con escudos.(Reuters)No obstante, muchos fanáticos continuaron con los festejos tras movilizarse hacia el sur, en la zona de Constitución.Minutos antes de la 1, el personal de limpieza de la Ciudad ya había comenzado a trabajar en los alrededores del Obelisco.

Leer más »

Terror en Tamaulipas: grupo armado abrió fuego en un bar, dejó cuatro muertos y al menos 10 heridos

Los sujetos dispararon a decenas de personas que habían ido a divertirse (Foto: Twitter HReynosa3)La madrugada del domingo 9 de diciembre un grupo de sujetos abrieron fuego contra los asistentes de La Carpa Canta Bar, en Reynosa, Tamaulipas, al norte de México.Según medios locales, en el lugar quedó un hombre sin vida, otra persona en el estacionamiento, y otras dos personas murieron en hospitales cercanos, una de ellas menor de edad, de 17 años. Al menos 10 heridos de bala también fueron atendidos por servicios médicos públicos y privados.Alrededor de las 4:30 horas se escucharon dos ráfagas de detonaciones a manos del convoy armado que llegó a bordo de un automóvil BMW, con el que se dieron a la fuga a gran velocidad.En redes sociales circula la versión de una mujer que estaba en el lugar. Aseguró que "se metieron a disparar al tanteo, adentro está oscuro, no hay manera de que hayan ubicado a alguien, no se ve nada". Dijo que fueron dos ráfagas de disparos, mientras que la gente pedía a gritos que no los mataran.Un hombre murió en el lugar de los hechos (Foto: Twitter R_CodigoRojo)Relató que después de tirarse al piso, fueron sacados por la puerta de atrás, aunque ya había sangre y vidrios rotos en todo el lugar. "Los que estuvimos ahí sentimos que fue un atentado, que fueron a dispararon a todos", dice la versión que difundieron grupos de Facebook sobre seguridad en Tamaulipas.La única reacción de la alcaldesa de Reynosa, Maki Ortiz, fue un mensaje en Twitter donde no mencionó los hechos ocurridos en el bar. "Pedimos a las fuerzas federales que la estrategia de seguridad sea revisada y tengamos resultados que logren la pacificación de Reynosa, ¡queremos vivir con tranquilidad!".La zona fue resguardada por personal de la Procuraduría General de Justicia del estado, así como de la Unidad de Servicios Periciales, aunque no se ha informado de la detención de alguna persona.Muchos de los asesinatos en México quedan impunes (Foto: Especia)De acuerdo con datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, 739 casos, de 1.371 en lo que va del 2018, fueron clasificados como homicidios dolosos en Tamaulipas.Ocho ciudades de esa entidad están en la lista de un estudio titulado "La violencia en los municipios de México 2017". En el documento del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal, una asociación civil, ciudades como Reynosa, Nuevo Laredo, Tampico, Matamoros, Ciudad Madero y Ciudad Victoria destacan por sus altos índices de homicidio doloso, secuestro, violación o extorsión.El promedio nacional de Violencia Municipal es de 23.40, pero Reynosa lo rebasa con 33.87 puntos.MÁS SOBRE ESTE TEMA:Asesinaron en México al alcalde de Tecalitlán, la ciudad en la que tres italianos desaparecieron a finales de enero"Monstruo" mexicano sentenciado a cadena perpetua por descuartizar a su esposa e hijasAsesinaron a Marbella Ibarra, pionera del fútbol femenino en México

Leer más »

Con una abstención de más del 70 por ciento y la oposición inhabilitada, el régimen chavista se proclamó ganador de las elecciones de concejales

(REUTERS/Marco Bello)El régimen chavista ganó este domingo en las elecciones de concejos municipales en Venezuela en las que se registró una abstención de 72,6%, anunció la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena.Con 92.30% de transmisión de actas, la presidenta del Poder Electoral Tibisay Lucena, ofrece declaraciones sobre las elecciones de los Concejos Municipales de este #9D y autoriza a las Juntas Municipales Electorales a pronunciarse sobre los resultados pic.twitter.com/neIqAPBLn6 — CNEVenezuela (@CNEesVenezuela) December 10, 2018El gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ganó 142 de las 156 circunscripciones por lista adjudicadas hasta el momento y 449 de los 467 cargos nominales, según un primer boletín leído por Lucena a la prensa.La oposición controlaba hasta ahora una cuarta parte de las asambleas municipales.La rectora del Poder Electoral celebró el desarrollo de la jornada, a la que estaban convocados 20,7 millones de venezolanos sobre una población de 30 millones, al término de lo que calificó como "un día tranquilo de civismo y ejercicio de la democracia".Los resultados fueron divulgados con 92,3 de transmisión de votos en el sistema automatizado utilizado en los comicios venezolanos, puntualizó Lucena.Centros de votación desiertos habían sido la postal común en Caracas. Esa imagen, según reportes de medios de comunicación, se repitió en otras grandes ciudades.(REUTERS/Marco Bello)En la anterior elección de 2013, cuando se eligieron simultáneamente concejales y alcaldes, la abstención fue de 41%.No obstante, Maduro celebró. "¡Victoria popular", escribió en Twitter, calificando la jornada de "maravillosa".Felicito a las concejalas y concejales electos en la maravillosa jornada electoral de este #9Dic. Los invito a ponerse al frente de las dificultades que padece nuestro pueblo, para avanzar hacia la construcción del futuro próspero de la Patria. ¡Victoria Popular! — Nicolás Maduro (@NicolasMaduro) December 10, 2018En medio de fuertes presiones diplomáticas de cara a su posesión para un segundo mandato el próximo 10 de enero, Maduro renovó sus denuncias sobre un complot para derrocarlo."Está en marcha, y lo coordinan directamente desde la Casa Blanca, un intento por perturbar la vida democrática de Venezuela" con "un golpe de Estado", dijo tras votar en el oeste de Caracas y sostuvo que detrás también está Colombia.Maduro fue reelegido el pasado 20 de mayo para el período 2019-2025, en unas votaciones con alta abstención y desconocidas por Estados Unidos, la Unión Europea y varios países de Latinoamérica.El pasado viernes, Perú anunció que propondrá al Grupo de Lima, alianza de 14 países críticos con Maduro, romper relaciones con Venezuela tras la asunción presidencial.Una masiva migración hacia países vecinos por los estragos de la crisis, con escasez de alimentos y medicinas y una inflación que el FMI calcula en 10.000.000% para 2019, ha estrechado el cerco internacional.Según la ONU, 2,3 millones de venezolanos dejaron su país desde 2015.(Con información de AFP)MÁS SOBRE ESTE TEMA:Las fotos de la desolación en las elecciones de concejales en Venezuela, sin la participación de la oposiciónLa oposición venezolana denunció que se violaron las normas electorales en los comicios de concejales

Leer más »

Jair Bolsonaro terminó de conformar su Gobierno: quiénes serán los ministros

Jair Bolsonaro (REUTERS/Ricardo Moraes)El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, terminó de conformar este domingo su Gobierno, que entre sus 22 ministros tendrá a 5 miembros de las Fuerzas Armadas y como principal escudero al general Hamilton Mourao en la vicepresidencia.Otros cuatro ministros definidos por el capitán de la reserva del Ejército que asumirá el poder el próximo 1 de enero han trabajado o estudiado en instituciones de las Fuerzas Armadas, lo que le dará al próximo Gobierno un carácter cívico-militar inédito en la democracia que Brasil recobró en 1985, tras 21 años de dictadura.En contra del orden castrense, el capitán Bolsonaro tendrá bajo su mando a tres generales, un teniente coronel y un almirante, todos en la reserva, como él.El general Fernando Azevedo e Silva será ministro de Defensa, el titular de Seguridad Institucional será el general Augusto Heleno Ribeiro y la Secretaría de Gobierno la ocupará el general Carlos Alberto dos Santos Cruz.En el despacho de Ciencia y Tecnología estará el teniente coronel Marcos Pontes, astronauta y único brasileño que llegó al espacio, en una misión de la NASA, en tanto que el almirante Bento Costa Lima será ministro de Minas y Energía.Historia castrense también tienen el futuro titular de Salud, el diputado Luiz Henrique Mandetta, que fue médico del Hospital General del Ejército, con grado de teniente, y el abogado Wagner Rosario, que seguirá como titular de la Contraloría General y que llegó a ser capitán del Ejército, como Bolsonaro.El ingeniero Tarcisio Gomes de Freitas, formado en el Instituto Militar de Ingeniería, asumirá la cartera de Infraestructura y el ministro de Educación será el filósofo Ricardo Vélez Rodríguez, nacido en Colombia, quien reside en Brasil desde 1979 y es profesor emérito de la Escuela de Comando y Estado Mayor del Ejército.Entre los civiles, el ministro más destacado parece ser el juez Sergio Moro, un "paladín" de la lucha contra la corrupción, que se ganó esa imagen en el país como responsable en primera instancia de la operación Lava Jato, que destapó las corruptelas en Petrobras que llevaron a detectar una red de alcance internacional.Sergio Moro (REUTERS/Daniel Derevecki)Moro también estuvo a cargo del juicio contra Luiz Inácio Lula da Silva, a quien halló culpable de corrupción y condenó en primera instancia a nueve años, aunque esa pena fue luego aumentada por un tribunal superior a doce años, que el ex presidente cumple desde abril pasado.El equipo económico tendrá como principal miembro, y con "carta blanca", según ha dicho el propio Bolsonaro, al economista Paulo Guedes, alineado al ideario neoliberal de Milton Friedman y formado en la Escuela de Chicago.Su ministerio englobará funciones hasta ahora divididas entre las carteras de Planificación e Industria y Comercio y su propuesta pasa por un ambicioso plan de privatizaciones, que incluirá hasta algunas áreas de Petrobras, intocables hasta ahora, descentralización y más ajustes fiscales.Al frente de la cartera de Relaciones Exteriores estará Ernesto Araújo, un diplomático de carrera que alcanzó el grado de embajador este año pero que aún no ha ocupado ese cargo en ningún país.Araújo estuvo a cargo desde 2016 del Departamento de Asuntos Interamericanos de la Cancillería, se dice admirador de Donald Trump, adversario del globalismo y el marxismo tanto ideológico como "cultural", y ha anunciado que combatirá el "alarmismo climático".De hecho, las posiciones sobre el medioambiente de Bolsonaro ya han causado polémicas, sobre todo desde que anunció su intención de retirar a Brasil del Acuerdo de París, por considerar que algunas de sus cláusulas pueden vulnerar la soberanía nacional.Las diferencias que ese asunto plantea en su propio equipo fueron uno de los factores que dejaron para último momento la elección del futuro ministro de Medio Ambiente, anunciado finalmente hoy por el propio Bolsonaro.Será el abogado Ricardo Salles, un abogado vinculado al grupo Endireita Brasil, una organización civil que promueve valores ultraconservadores, y que ya fue secretario de Medio Ambiente en el Gobierno regional de Sao Paulo.(Con información de EFE)

Leer más »

El día más feliz en mucho tiempo: cómo fue el 10 de diciembre de 1983

Ese sábado todo empezó muy temprano. A las 7.45 ya había movimiento. Los cuatro canales de aire transmitían desde el Congreso. El presidente electo, Raúl Alfonsín ya había llegado. También lo iban haciendo legisladores, invitados y delegaciones extranjeras.Lo de empezar temprano el día de su asunción no parece casual. No sólo porque iba a ser un día abigarrado, cargado de actividades. El libro Alfonsín, mitos y verdades del padre de la democracia, una excelente biografía escrita por Oscar Muiño, abre con una gran escena: "Era noctámbulo, trasnochaba, se levantaba tardísimo, fumaba mucho, llegaba tarde a las reuniones. Un radical típico. Un día, de repente, largó el cigarrillo, se inventó una rutina, comenzó a convocar gente temprano en las mañanas, dejó la noche. Cuando me enteré, supe que Raúl Alfonsín quería ser presidente". Ese madrugar, ese tener en actividad un sábado a todos desde muy temprano pretendía ser una nueva impronta.Entre los invitados especiales los mayores honores se los llevaban los ex presidentes democráticos. Arturo Frondizi saludaba a cada legislador pero fue Isabel Perón quien tuvo que sacarse fotos con cada persona que se le acercaba simulando que los conocía. Desde su regreso al país había sido portada en todos los diarios. Se especulaba con que que encabezaría la oposición, que comandaría la reestructuración del peronismo derrotado. Los dos ex presidentes fueron los encargados de izar la bandera en la sala de sesiones. Había una tensión alegre y ansiosa en el ambiente. Luego de siete años de silencio el Congreso se resignificaba. Su ausencia había hecho que los argentinos hubieran vuelto a valorar su actividad. Manteniendo un hábito legislativo de las décadas anteriores, las sesiones preparatorias, que tuvieron lugar desde 15 días antes, no habían sido del todo pacíficas.Algunas provincias no habían terminado el recuento definitivo y no se podían aprobar los diplomas. Eso demoraba también la proclamación de la dupla presidencial a través del Colegio Electoral. Pero la gran disputa entre radicales y peronistas se daba por la conformación y manejo de las diferentes comisiones legislativas. Mientras el oficialismo reclamaba mayor poder por haber triunfado en las elecciones, el peronismo luchaba por mantenerse vivo y con influencia y no quería perder el manejo de comisiones clave.Además la conformación de las Cámaras había quedaba bastante equilibrada con mayoría radical en Diputados pero con supremacía peronista en Senadores.Luego del triunfo con el 52% de los votos del 30 de octubre, Alfonsín se dedicó a formar su gabinete y a reunirse con los distintos sectores políticos y sociales del país. Referentes peronistas, militares, Madres de Plaza de Mayo,intelectuales y otros fueron pasando por los encuentros, deseándole suerte y, por supuesto, dejándole pedidos y reclamos de antemano.Alfonsín en el Cabildo el 10 de diciembre de 1983 – Victor BuggeLos sindicatos se movían y empezaban con sus exigencias y procuraban imponer condiciones; no querían quedar relegados en la nueva repartija de poder. Antes de asumir empezaba una lucha que perseguiría y hostigaría al presidente radical a lo largo de todo su mandato. Alfonsín hablaba de sindicato único por actividad, elecciones claras y actividad sindical escindida de la política. Saúl Ubaldini y el resto de la CGT marcaban la cancha desde temprano. Luego, vendrían las discusiones públicas, los enfrentamientos y un número que varios pueden repetir de memoria: los 13 paros generales en cinco años y medio.El panorama tampoco era alentador desde el punto de vista económico. Recesión, inflación del 20 % mensual, deuda externa. El otro foco de tensión, naturalmente, estaba dado por los militares. Poco antes habían dictado la ley que se conoció como de Autoamnistía. Las tensiones estaban latentes y las heridas en carne viva. El 5 de diciembre se disolvía la Junta Militar. Luego de negociaciones encabezadas por Antonio Tróccoli, el futuro ministro del Interior, la asunción del mando se adelantó de principios de 1984 a diciembre de 1983.Aquel 10 de diciembre, a las 8.30 en punto, comenzó la sesión. Alfonsín y Víctor Martínez juraron ante la Asamblea Legislativa. Años de dolor parecían quedar atrás, en esas voces fuertes, convencidas que juraban lealtad a la Constitución Nacional, auguraban un futuro mejor, abrían esperanzas. Fue el primer momento emotivo del día.Alfonsín y Víctor Martínez juraron ante la Asamblea Legislativa. Años de dolor parecían quedar atrás, en esas voces fuertes, convencidas que juraban lealtad a la Constitución Nacional, auguraban un futuro mejor, abrían esperanzas. Fue el primer momento emotivo del díaLuego Alfonsín se dirigió a la Asamblea. Abrió una carpeta, acomodó las hojas, se puso los anteojos y empezó su discurso. Sólo leyó 28 de las 74 páginas. El resto pidió que fuera incorporado al Diario de Sesiones. Eligió dar a conocer su ideario institucional y dejar para otro momento las medidas concretas. Es lo que necesitaba el país en ese momento. El discurso fue interrumpido por aplausos de todas las bancadas en varias ocasiones. Se puede resumir su alocución (medida y firme, acorde al lugar y al momento, dejando la espectacularidad para otra circunstancia) en la frase que provocó la primera ovación. Simple, contundente y necesaria: "Vamos a ser un gobierno decente".Luego del Congreso llegó el primer momento épico del día. A contramano, bajó por Avenida de Mayo hacia la Casa de Gobierno. En el Cadillac descapotable, escoltado por decenas de granaderos a caballo, con su esposa María Lorenza Barreneche de pie al lado suyo, Alfonsín saludaba a las miles de personas que esperaban verlo pasar a los costados de la avenida. El sol de diciembre, el entusiasmo de la gente, los papelitos que caían sin cesar de los edificios y la esperanza convertirían a ese paseo en inolvidable.Alfonsín y su esposa viajan desde el Congreso hacia Plaza de Mayo el 10 de diciembre de 1983 (Víctor Bugge)En la Casa Rosada fue el momento de la entrega de atributos. En una ceremonia sobria, formal y breve, sin demasiadas sonrisas, Reynaldo Bignone, el último dictador, entregó el bastón y la faja presidencial. Luego, Alfonsín tomó juramento a sus primeros ocho ministros: Antonio Tróccoli (Interior), Bernardo Grinspun (Economía), Dante Caputo (Relaciones Exteriores), Roque Carranza (Obras y Servicios Públicos), Raúl Borrás (Defensa), Antonio Mucci (Trabajo), Aldo Neri (Salud y Acción Social) y Carlos Alconada Aramburú (Educación).Grinspun tomaría notoriedad por su pelea por enderezar la economía; sus momentos de mayor fama los consiguió en verano: jugando al truco en las madrugadas marplatenses con Gerardo Sofovich y Susana Giménez, y en una célebre respuesta con mohín incluido ante un representante del FMI, cuando se bajó los pantalones y mostrándole la cola le dijo: "¿Querés que me baje los pantalones? Me los bajo".Caputo tenía apenas 40 años, era el más joven del gabinete y el de mayor preparación intelectual. Borrás tenía la tarea más ímproba que era lidiar con los militares, con su repliegue, con la necesidad de depurar las tres armas, con sus exigencias por impunidad y con la urgencia por ajustar sus conductas a los nuevos tiempos democráticos. Luego de ellos ocho, un buen elenco, juraron todos los secretarios de Estado.De allí, Alfonsín se dirigió al Cabildo. En los días previos, los radicales más influyentes sentaron su posición al respecto y alimentaron la discusión. ¿Desde dónde debía dirigir Alfonsín su primer mensaje como presidente al pueblo? Muchos sostenían que desde los balcones de la Casa Rosada. Otros insistían en evitar ese escenario. No querían asociar el nuevo gobierno a imágenes del pasado, deseaban obviar situaciones que los asimilaran al peronismo. Ese balcón tenía dueño. Simbólicamente, comenzar desde el Cabildo era unir los primeros pasos del nuevo gobierno a los albores de la Nación.El balcón principal del Cabildo desbordaba de gente. Entre ellos se abrieron paso el flamante presidente y Víctor Martínez. La multitud bramó. La plaza y las calles aledañas estaban repletas. Había vinchas celestes y blancas, gorros y banderas argentinas, boinas blancas y banderas y estandartes del Partido Radical. También algunas enseñas de otros partidos. Pasaron un par de minutos hasta que Alfonsín pudiese hablar. La gente, abajo, coreaba su nombre, gritaba "Argentina, Argentina" y saltaba. Alfonsín, entonces, habló en primera persona del plural. Incluyó, se refirió a "todos". En su primera frase advirtió que vendría una etapa dura, difícil pero que el deber de todos era trabajar por asegurar la libertad y las condiciones de vida dignas en el país.Mientras hablaba (y mientras la gente bramaba) fue adquiriendo cada vez más convicción y energía. El brazo se agitaba con firmeza y apuntalaba cada palabra, el exacto tono enfático. "No tengo dudas de que saldremos adelante, que tendremos el país que nos merecemos". Una nueva ovación.La multitud bramó. La plaza y las calles aledañas estaban repletas. Había vinchas celestes y blancas, gorros y banderas argentinas, boinas blancas y banderas y estandartes del Partido Radical. También algunas enseñas de otros partidos. Pasaron un par de minutos hasta que Alfonsín pudiese hablarLa multitud comenzó a cantar: "El pueblo unido, jamás será vencido". El flamante presidente tomó ese slogan, lo repitió, lo reforzó: "Vamos a poder salir adelante no por obra de gobernantes iluminados sino por obra y gracia de lo que esta plaza está cantando. Porque un pueblo unido jamás será vencido". La gente enloquece, las banderas se agitan frenéticamente. Luego recordó que era el Día de los Derechos Humanos. Habló de la vida, de la justicia, de la dignidad.El cierre de esos ocho minutos fue con lo que ya a esa altura era un clásico. El hit de Alfonsín, como lo llama Martín Zariello en su reciente libro 1988, el fin de la ilusión: el recitado del preámbulo de la Constitución Nacional. Fue, como lo bautizó el mismo Alfonsín en el cierre de campaña en la 9 de julio, un rezo laico. El brazo cayendo con el índice levantado, como golpeando cada frase, la voz grave, y la gente que se va sumando y repitiendo cada una de las consignas. Los que estaban en el balcón movían los labios acompañando, se entusiasmaban, afirmaban con cortos movimientos de cabeza.Alfonsín en Chascomús, su ciudad natal (Víctor Bugge)Las últimas palabras las dijeron juntos, las gritaron decenas de miles de personas. Un momento estremecedor. El preámbulo de la Constitución Nacional con el que Alfonsín, cuando era candidato, cerraba todos sus discursos, se había convertido en una carta de fe de sus votantes.Sin embargo, seis años después, al final de su mandato, las mismas palabras dichas con la misma cadencia expositiva no lograban similar efecto. Su resonancia, su sentido se había invertido. En el '83 representaban la esperanza, el futuro. En el '89 se habían convertido en un tango, eran pura nostalgia, eran la muestra cabal de todo lo que no pudo ser, de un fracaso.Uno de los afiches de campaña de Raúl AlfonsínTodavía quedaban más emociones en ese 10 de diciembre. En el Palacio San Martín, Alfonsín recibió a los representantes extranjeros que habían venido para su asunción. Felipe González, Bettino Craxi, George Bush (padre), el premier francés Pierre Mauroy, Belaúnde Terry, Siles Suazo y Daniel Ortega entre otros. Para la noche quedó la gala en el Teatro Colón. Programa previsible y emotivo: Alberto Ginastera, Astor Piazzolla y el Himno de la Alegría.La actividad de los primeros días fue frenética. El programa de gobierno trató de cubrir todos los puntos de acción. En la economía hubo un rápido congelamiento de precios, búsqueda de créditos e intentos por estabilizar las distintas variables. La democratización de los sindicatos fracasó. A los cinco días de gobierno se ordenó el juzgamiento a las cúpulas militares y la creación de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep). En política exterior se comenzó con la reinserción del país en el mundo.Raúl Alfonsín se destacó por ser un gran orador (Fotos: Victor Bugge – Presidencia de la Nación)La censura se había levantado, la gente volvía con entusiasmo al país, otras voces se escuchaban. Soplaban nuevos vientos. Había alegría y esperanzas en las calles. Comenzaba lo que se llamó la Primavera Alfonsinista que duraría hasta algún momento de 1987 (¿el primer levantamiento carapintada, la derrota en las segundas elecciones legislativas, el fracaso del Plan Austral?).Pero ese 10 de diciembre un país tuvo expectativa, se llenó de fe y creyó en el futuro. Ese día el país salió de su época más atroz, de un tiempo de anomia, muerte y abyección. Ese 10 de diciembre fue un día largo. Pero también ese 10 de diciembre, quizá, haya sido el día más feliz en mucho tiempo.Seguí leyendoLas fotos históricas de la presidencia de Raúl Alfonsín, a 35 años del regreso de la democraciaJuicio a las Juntas, alzamientos y final anticipado, los episodios claves del gobierno de Alfonsín

Leer más »