Tras 60 años, la Armada le devolvió un extenso terreno a la UBA, que ampliará la Ciudad Universitaria

En amarillo, los terrenos que recupera la UBA
En amarillo, los terrenos que recupera la UBA

Después de 60 años, la Armada Argentina le restituyó a la Universidad de Buenos Aires (UBA) un predio de 224.000 metros cuadrados lindero con el Río de la Plata que por ley le pertenece a la alta casa de estudios.

En la sesión de hoy, el Consejo Superior de la universidad, integrado por los decanos de todas las facultades, representantes de los profesores, estudiantes y graduados, aprobó por amplia mayoría el convenio que el rector Alberto Barbieri firmó con el vicealmirante José Luis Villán, jefe de la Armada.

La extensión del terreno representa más de veinte manzanas. Está ubicado detrás de Ciudad Universitaria, y se extiende desde el predio del Círculo de la Policía Federal y la desembocadura al Río de la Plata del Arroyo Medrano hasta inmediaciones de la avenida Cantilo.

El convenio firmado menciona el decreto rubricado por el entonces presidente Arturo Frondizi en 1958 que le entrega a la UBA el predio para fines académicos, sociales y culturales. Una ley sancionada tres años después refrendó la transferencia, pero también autorizó a la Armada a disponer del predio hasta la construcción de una dársena que, medio siglo después, todavía no se llevó a cabo. Hasta el momento, en el predio funciona el Centro Naval, el Centro de Graduados del Liceo Naval y el club CUBA.

"Los terrenos siempre formaron parte de la Ciudad Universitaria. Sucede que hasta el momento nunca se pudieron usufructuar. Los reclamos de parte de la universidad siempre estuvieron, pero los cambios de gobierno con períodos militares incluidos dificultaron la restitución. En 2014 iniciamos la gestión formal con el Ministerio de Defensa y hubo voluntad política para llevar el reclamo legal hasta esta instancia", le dijo a Infobae el rector Barbieri.

Desde la universidad explicaron que primero deben tomar posesión y hacer un análisis del funcionamiento del terreno para luego decidir para qué lo utilizarán. La idea inicial es ampliar la actividad académica y de extensión, pero al mismo tiempo cobrarán un canon tanto al club como a la Marina para luego financiar becas o mejoras edilicias.

La Ciudad Universitaria de la UBA
La Ciudad Universitaria de la UBA

"Nadie tiene que entrar en pánico. No va a ser de la noche a la mañana. Somos conscientes que está el club CUBA y el Centro Naval en el predio con usos precarios. Nos vamos a sentar con ellos a acordar un usufructo con los niveles de mercado que correspondan y también usaremos parte del terreno para seguir avanzando en actividades académicas y de investigación", advirtió Barbieri.

La historia se remonta a 1958, cuando la Armada le otorgó el primer permiso a CUBA para utilizar el predio. A cambio, el club no paga un canon, pero sí tiene que mantener el canal de acceso a la bahía. De acuerdo al último balance de CUBA, de junio de 2018, los alquileres de amarras y marinas fue de 11 millones de pesos y por green fee y driving en ese predio fue de 1.800.000 pesos.

Luego, en 1962, la Armada le concedió al Centro de Graduados del Liceo Naval una parte del predio que, en el último convenio de 1988, figura como gratuito. Ya en 1990, el Centro Naval consiguió un permiso precario para utilizar la denominada "península" y una parte del espejo de agua, entre el lugar asignado a CUBA y el Centro de Graduados. El permiso se estableció de carácter oneroso, a pagar en obras que el Centro Naval realizaría y que, al momento de la desocupación, quedaba en beneficio del propietario del terreno.

En el nuevo convenio de restitución suscripto con la Armada, la UBA asumió distintos compromisos. El principal es la construcción de la dársena. En caso de que la Armada consiga el terreno para hacerlo, será la propia universidad la que pagará por la obra. A su vez, se contempla el mantenimiento de veinte sitios de amarre, de un acceso de rampa y varaderos, facilitar estructura cubierta para depósito de material naval y embarcaciones fuera del agua, así como para instrucción marinera y náutica.

Seguí leyendo:

Hubo un nuevo récord de inscriptos al CBC de la UBA y estas fueron las carreras más elegidas

Chequea también

Estudiantes crearon plantilla para zapatos que emite una alerta en caso de secuestro

Alumnos del Tecnológico Nacional de México campus Gustavo A. Madero, hicieron la plantilla que alerta sobre secuestro a los familiares de la víctima (Foto: Facebook SafeFoot)Norma Itzel Vicencio Vicencio platicaba con otros compañeros de la universidad sus experiencias con familiares que fueron víctimas de secuestro. Después de escucharse unos a otros, comenzaron a idear un proyecto para resolver uno de los problemas de inseguridad que afecta a México.A partir de entonces comenzaron a trabajar en este proyecto de impacto social que cobró forma en SafeFoot, una plantilla de seguridad para el calzado que se activa cuando la persona es secuestrada y envía la ubicación en tiempo real a la familia.La plantilla fue creada por alumnos del Tecnológico Nacional de México campus Gustavo A. Madero, en la capital del país.Lee: Homicidios en México tiene un repunto histórico en el primer cuatrimestre del añoTardaron poco más de un año en desarrollar la plantilla. En la elaboración participaron estudiantes de octavo semestre de la carrera de Ingeniería en Tecnologías de la Información y Comunicaciones e Ingeniería Industrial del TecNM GAM, dependiente de la Secretaría de Educación Pública (SEP).De enero a mayo del 2019 se registraron en el país 814 secuestros, en el mismo periodo del 2018 hubo 596 casos, lo que significa un incremento del 36.5%, de acuerdo con el informe de la asociación Alto al Secuestro, fundada por Isabel Miranda de Wallace.El secuestro aumentó en 36.5% en los primeros cinco meses del 2019 (Foto: Pixabay)El delito contra la libertad creció 23.9% de abril a mayo, al pasar de 117 carpetas de investigación iniciadas a 145 en el quinto mes del año. Los estados con mayor incidencia en este crimen son Veracruz, Estado de México, Ciudad de México, Puebla, Tamaulipas, Morelos y Guerrero, en ese orden.La plantilla antisecuestro está dotada con un sensor de fuerza colocada en la parte delantera, donde van los dedos, el cual funciona como un botón que al presionarse activa el sistema de seguridad, contó Vicencio Vicencio a Excelsior. En el talón colocaron los componentes del sistema, como el sistema global para la comunicaciones móviles (abreviado como GSM), la batería y el sistema de localización (GPS).Lee: Revelaron las localidades donde se registraron más secuestros en MéxicoLa tarjeta GSM y GPS son las encargadas de mandar una alerta a la familia con el mensaje "ayuda, estoy siendo secuestrado" y la ubicación en tiempo real de la víctima, a través de la aplicación móvil de SafeFoot.La plantilla es como un celular básico en forma de huella de pie, que solo sirve para mandar alertas. Al igual que un teléfono, tiene una pila recargable de litio y un chip de alguna de las compañías celulares que operan en México, para mandar el aviso en caso de ser secuestrado necesita tener datos móviles.El diseño de la plantilla es ergonómico y los componentes están encapsulados para que no se dañen con el agua o el sudor (Foto: Facebook SafeFoot)Jorge Alberto Mondragón, otro de los alumnos que participó en el desarrollo de SafeFoot, explicó que la batería se carga con un adaptador micro USB conectado a una computadora o directamente al enchufe de luz.Los creadores pensaron que un sistema de comunicación para dar aviso de la ubicación de una persona en caso de secuestro debía se imperceptible para los captores, por eso decidieron adaptarlo al pie. La plantilla se activa rascando tres veces con los dedos.Los estudiantes también pensaron en hacer el molde ergonómico para no incomodar a la persona cuando camina. El dispositivo se ve como una plantilla ordinaria hecha de silicón con un centímetro de grosor aproximadamente. Los componentes están encapsulados para evitar el daño por contacto con el agua o el sudor del pie.SafeFoot ya está en el mercado con un costo al público de 3.701 pesos.

A %d blogueros les gusta esto: