Pedro Cahn, director de la fundación Huésped :»Estamos lejos de encontrar la cura del HIV»

"Esto me lo hicieron cuando dimos el discurso a favor del aborto seguro, legal y gratuito", señala el doctor Pedro Cahn y nos muestra los chorros de pintura que manchan uno de los faroles del frente la Fundación Huésped. "Lo dejamos a propósito, para que vean a dónde lleva la intolerancia", cierra.

Es lunes y el ex presidente de la Sociedad Internacional de SIDA acaba de bajar del avión que lo trajo desde Seattle (Estados Unidos), donde se reunieron los científicos más influyentes del planeta que analizan el HIV, en el marco de la Conferencia Anual de Enfermedades Infecciosas.

¿La novedad más resonante?

"Por segunda vez en la historia habrían curado a un paciente con VIH", fue el titular que replicaron los medios de todo el globo y es lo que nos trajo hasta acá. Pero, fiel a su estilo directo y desde el llano, Cahn va al hueso: "No te quiero pinchar el globo, o sí: hicieron un ruido bárbaro por una noticia que hay que poner en su justa medida", arranca el especialista, que no quiere generar falsas expectativas en los portadores del HIV. ¿El motivo? Vamos por partes.

Antes de hablar del paciente de Londres (tal como se conoció al británico que logró negativizar el virus del HIV) tenemos que recordar el caso de Timothy Ray Brown, conocido como el paciente de Berlín y el único hombre que lleva doce años sin rastros del virus tras contraer el HIV.

"Timothy es un paciente HIV positivo, que tuvo un tratamiento exitoso, al lograr una carga viral indetectable. Pero tuvo la mala suerte de pescarse una leucemia mieloide aguda y se le hizo un trasplante de médula ósea. Resultó que el donante de la médula de Timothy Brown pertenecía a un sector conformado por un 1% de la población blanca caucásica con una modificación genética en sus células que hace que sean refractarias al virus del HIV: aun entrando en contacto con el virus del SIDA, no lo contraen", apunta Cahn, ya sentado en su consultorio de la Fundación Huésped.

Y cierra el caso del paciente de Berlín: "Después del trasplante, le miden la cantidad de virus en sangre, esperando que hubiera rebotado porque había suspendido el tratamiento… Pero no. Pasan las semanas, los meses, y no le encuentran rastros del virus. A diferencia del paciente de Londres, Timothy Brown lleva casi 12 años curado. Punto aparte", explica, didáctico.

–¿Ésa es la gran diferencia del nuevo caso: el tiempo que lleva con el virus negativizado?

–El paciente de Londres es un señor que tuvo otra enfermedad maligna, un linfoma, al cual le hacen un trasplante y, otra vez, el donante es una de estas personas resistentes al HIV. La diferencia es que lleva 18 meses, no 12 años y no le han hecho las biopsias de ganglio y otros estudios para confirmar que esto sea cierto y continúe así.

–En cuanto al avance para controlar la enfermedad, ¿cuál es la importancia del nuevo caso?

–Mucho menor a la que le dieron los diarios. Es importante porque, si se confirmara que tenemos la estampilla número dos en el álbum, la teoría indicaría que es posible curar el HIV… Pero en la práctica no va a ocurrir que 37 millones de personas se sometan al trasplante de médula. Me preocupa que quienes más leen estas noticias son las personas infectadas y sus familias, a las que se les genera una expectativa desmedida. "Voy al doctor, me hace una trasplante de médula y me curo", creen, y no es así.

–¿El tratamiento del paciente de Londres no es replicable?

–No, porque no podés hacerles trasplantes de médula a 37 millones de personas que viven con el virus. Sólo si un paciente con HIV necesita un trasplante de médula y conseguimos un donante con esta particularidad genética (que apenas posee el uno por ciento de la población mundial), podríamos pegar la estampilla número tres en el álbum.

–Hace algunos años los diarios del mundo dijeron que Magic Johnson había vencido al SIDA.

Magic Johnson es un paciente HIV positivo que sigue su tratamiento, pero no está negativizado. Es decir, su carga viral en sangre es imperceptible, pero no puede suspender el tratamiento porque en 15 días el HIV volvería. Pero es una gran prueba: si él pudo seguir jugando al básquet en el nivel más alto, quiere decir que un paciente puede hacer lo que quiera con su vida.

–Entonces, lejos de la euforia con la que se dio la noticia del paciente de Londres, no podemos decir que se haya encontrado la cura del HIV…

–¡Para nada! ¿Tendremos una cura alguna vez? Quizá. ¿Está a la vuelta de la esquina? No. Pongamos en contexto: venimos de una enfermedad que en el año 1981 era uniformemente mortal. Las expectativas de vida de un paciente con SIDA eran de ocho a doce meses. El camino era la muerte. En cambio hoy, una persona diagnosticada con HIV puede tener una sobrevida similar a un HIV negativo. ¿Por qué? Porque tenemos medicación muy activa, que si el paciente no se olvida nunca de tomarla, del 1º al 31 de cada mes, de enero a diciembre, en las Fiestas y cuando se va de vacaciones, el virus no va a ser detectado en la sangre.

–¿Y ese paciente negativizado contagia?

–Eso es importante: un paciente que lleva seis meses con su carga viral negativa no transmite a su pareja. Eso cambió la vida de los pacientes, que antes se sentían retraídos en su parte sexual. Hoy están más relajados y tienen menos estigma. Un paciente con HIV puede tener una carga viral indetectable, puede haber reconstituido sus defensas.

–Pero…

–Pero hay que decir que el mejor de los tratamientos no reemplaza ser HIV negativo. Para evitar tener un cáncer no podés hacer mucho: podrás dejar de fumar, pero para no tener HIV sí: tenés que cuidarte, usar preservativo.

Por Julián Zocchi.

Fotos: Alejandro Carra y AFP.

SEGUÍ LEYENDO:

Pabllo Vittar, la figura drag de Brasil: "Represento lo que los conservadores quieren esconder"

Abuso sexual, golpes y maltrato: la dramática historia de vida de Lorena Bobbitt

Murió Fabián Matus, el hijo de Mercedes Sosa

Chequea también

El peso mexicano ganó terreno ante el dólar en este inicio de semana

El peso mexicano avanzó este lunes frente al dólar (Foto: Cuartoscuro)El dólar interbancario cerró este lunes en 19.0635 unidades, informó el Banco de México. El dólar libre, por su parte, concluyó la jornada cambiaria en 19.46 pesos a la venta, 5 centavos menos en comparación con el cierre del último viernes.En ventanilla bancaria, el dólar se vendió en 19.40 unidades, diez centavos por debajo de lo reportado al cierre del viernes por Citibanamex.El peso mexicano se apreció como consecuencia de la tregua comercial entre sus vecinos del norte, quienes acordaron retirar los aranceles al acero y aluminio el pasado viernes. De esta manera, la moneda nacional avanzó 9.45 centavos durante esta jornada.Además, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró con una ganancia de 0.17%; respondiendo mejor ante las bajas generalizadas de los mercados de valores a nivel internacional.La mejoría relativa en la posición del peso es producto de estos nuevos acuerdos comerciales alcanzados con Estados Unidos y al tambaleo que ha tenido este lunes el dólar en el mercado externo, con un retroceso de 0.08% con respecto a otras diez divisas.El dólar y las bolsas europeas cerraron con descensos (Foto: Pixabay)Y es que para Estados Unidos, todo acuerdo comercial ha quedado eclipsado por el terremoto provocado por el veto a Huawei. Lo que también provocó que las bolsas europeas cerraran con fuertes descensos.Un considerable número de firmas tecnológicas cayeron en Wall Street como consecuencia del veto de Google y otras compañías a Huawei en aplicación de un mandato de seguridad del presidente Donald Trump, lo que ha puesto a los inversores en guardia.Alphabet, la empresa paraguas de Google que ha cortado sus suministros de material informático y algunos servicios de programación al gigante chino de las comunicaciones, iba perdiendo un 2.14% pasada la media sesión bursátil.Lo mismo ocurrió con los principales fabricantes de procesadores, entre ellos Intel, Qualcomm, Xilinx Inc y Broadcom, quienes anunciaron que dejarán de facilitar componentes a Huawei hasta nuevo aviso.Varias compañías dejarán de proveerle al gigante chino (Foto: Reuters)A menos de dos horas para el cierre de la Bolsa de Nueva York, Intel se dejaba un 2.83%, Xilinx un 3.57% y Broadcom un 6.64%, motivo principal de la bajada considerable del Nasdaq, que se situaba en pérdidas del 1.33% y 103.29 unidades, hasta los 7.712.34 puntos.También fueron a la baja otras empresas de componentes como Nvidia, Advanced Micro Devices o Micron Technology.La jornada de hoy de la Bolsa de Nueva York está marcada así por la situación de Huawei y el pulso comercial y arancelario de la Administración de Donald Trump con China, los dos colosos de la economía mundial que dominan más de un tercio del comercio internacional.Las decisiones de estas compañías tecnológicas de vetar a Huawei se preveían desde que el pasado miércoles el presidente Trump declaró una emergencia nacional para prohibir a las compañías estadounidenses hacer negocios con empresas que supuestamente intentan espiar al país.En este contexto, otras firmas tecnológicas se resienten en Wall Street por este pulso comercial con China, como es el caso de Apple, que perdió un 3.54%.Con información de EFE

A %d blogueros les gusta esto: