“Piratas” en el Golfo de México: con escopetas y machetes robaron dos embarcaciones en el mar de Yucatán

Las embarcaciones fueron despojadas de sus motores y equipo de geolocalización. (Foto: Facebook Telchac)
Las embarcaciones fueron despojadas de sus motores y equipo de geolocalización. (Foto: Facebook Telchac)

Los asaltos en altamar son cada vez más recurrentes en los estados de Yucatán y Campeche, en el sureste de México.

Este sábado "piratas" armados con machetes y escopetas asaltaron dos embarcaciones que navegaban frente a las costas de la zona conocida como Telchac Puerto, a las que despojaron de sus motores, dispositivos GPS, carga de pesacado y otros artículos.

Los asaltantes viajaban en lanchas con motor que interceptaron a los barcos "Dios Es Bueno X" y "Dios Es Bueno ll". Al abordar, amagaron a los ocupantes con las escopetas y los machetes, mientras desmontaban los motores y sustraían el equipo técnico.

Las embarcaciones quedaron a la deriva durante varias horas, hasta que otro barco las rescató y remolcó hasta la orilla del puerto, donde presentaron la denuncia ante las autoridades de a Zona Naval.

Los asaltos en altamar aumentaron desde el año pasado en Yucatán y Campeche, según pescadores.

Apenas en noviembre pasado, hombres encapuchados y armados asaltaron en el mar de la zona de Sisal una embarcación pesquera para despojarla del motor. A los tres tripulantes los sorprendieron dormidos y los amagaron.

De acuerdo con la declaración de las víctimas, los 4 hombres que los asaltaron iban a bordo de una lancha bien equipada, con potente motor y hasta un brazo mecánico que utilizaron para llevarse el motor Yamaha y 120 kilos de pulpo. También despojaron a la tripulación de su aparto GPS y sus celulares.

Las autoridades de Seguridad Pública  han desplegado operativos en los municipios costeros de Yucatán. (Foto: SSP Yucatán)
Las autoridades de Seguridad Pública han desplegado operativos en los municipios costeros de Yucatán. (Foto: SSP Yucatán)

Un episodio similar ocurrió en Puerto Progreso, uno de los más importantes de Yucatán, en agosto de 2018. Como en Sisal, hombres encapuchados y armados asaltaron a 4 pescadores para llevarse el motor de su embarcación y sus pertenencias, durante la madrugada.

De acuerdo con las cooperativas de pescadores de Progreso y Dzilam, las comunidades costeras han reportado el incremento de robos durante sus actividades.

Los pescadores afirman que los "piratas" siempre van armados y su botín son los motores de las embarcaciones, su pesca y sus aparatos de geolocalización.

Ante esto, los afectados han exigido a las autoridades reforzar la vigilancia en los mares, donde los asaltos armados son cada día más recurrentes y violentos.

La Secretaría de Seguridad Pública de Yucatán, por su parte, afirmó que ha despegado operativos para la detención de los delincuentes, en el que participan elementos del cuerpo de seguridad anfibio, grupos especiales y de rescate marítimo.

También en la zona conocida como Sonda de Campeche, de intensa actividad petrolera, los dueños de embarcaciones han advertido que cada mes denuncian al menos 3 asaltos en altamar.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Alerta en México: piratas asaltan plataformas y buques petroleros de Pemex

Los sofisticados y extravagantes métodos de los cárteles mexicanos para traficar droga por mar

Chequea también

Según CAME, los productores de las economías regionales “apenas cubren los costos en tiempos de cosecha”

Desde CAME reclaman medidas al gobierno para mejorar la situación de las economías regionales.Directivos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) alertaron que se agravó la crisis por la que atraviesan los 32 complejos productivos de las economías regionales.La suba de costos, la elevada presión impositiva, la vuelta de las retenciones, el aumento de la energía, la dolarización de los insumos y el encarecimiento de los créditos ante un escenario de suba de tasas, condicionan la situación del sector.Incluso hay muchas producciones regionales que deben afrontar una fuerte caída del consumo interno que no solo afecta a la rentabilidad, sino que también aumenta los costos fijos de los establecimientos rurales.Entre los sectores que registran un nulo o escaso nivel de rentabilidad en plena etapa de cosecha aparecen las legumbres, leche, vino, tabaco, miel, yerba, cítricos, frutas finas y verduras.El productor recibe $4 por la pera.El sector de peras y manzanas, instalado en el Alto Valle de las provincias de Río Negro y Neuquén -que genera 28.000 empleos transitorios al momento de la cosecha-, enfrenta costos de producción que superan ampliamente los precios finales que reciben los productores.El costo de ambas frutas es de 12 pesos por kilo, y el productor recibe 6 pesos por kilo de manzana y 4 pesos por la peraOtro sector en crisis es el de las uvas, con productores que reciben unos 8 pesos, y en góndola el precio ronda los 80 pesos: una diferencia entre ambas puntas de la cadena que llega al 1.000%. En el caso de la oliva, el costo de producción de las aceitunas de ubica en 20 pesos, y el productor percibe apenas 22 pesos por kilo.Con el objetivo de mejorar la rentabilidad, desde CAME presentaron ante las autoridades del Ministerio de Producción y Trabajo una propuesta diferencial destinada a las producciones primarias de las economías regionales a través de la imposición del adelantamiento del mínimo no imponible.Con esto, se busca una reducción en el costo de contratación de mano de obra, lo que derivaría en una mejora en el registro formal de los trabajadores rurales. "Hay que tomar medidas acordes a la importancia que tenemos en términos económicos y sociales porque las pymes somos las principales generadoras de empleo", expresaron desde CAME.

A %d blogueros les gusta esto: