Denuncian que Hezbollah explota minas de oro en Venezuela

Banderas de Hezbollah (Imagen de referencia)
Banderas de Hezbollah (Imagen de referencia)

El opositor venezolano Américo de Grazia, diputado por el estado minero Bolívar, emprendió una campaña contra el régimen de Maduro de denunciar "la estafa del Arco Minero del Orinoco", un proyecto del chavismo para la explotación de oro, diamante, coltán y otros minerales de Venezuela.

"Todo esto es un mito del Gobierno para ver cómo, de alguna manera, satisface, corrompe o pervierte a algunos de los negociadores rusos, turcos o chinos, para conseguir efectivo", denunció De Grazia en una entrevista del Diario Las Américas.

Y advirtió: "No solo la guerrilla colombiana del Ejército de Liberación Nacional (ELN) está en el negocio del oro, también llegó el grupo terrorista Hezbollah que controla sus propias minas".

"Hezbollah explota [la zona] para sus operaciones terroristas, para prestar un servicio al régimen en recaudación, y al servicio de empresas transnacionales", expuso De Grazia en este reportaje vía telefónica sobre la milicia libanesa Hezbollah.

De Grazia denunció que hay miembros de Hezbollah en la mina Las Rositas, en el sur del municipio Angostura, en Ciudad Piar (estado Bolívar) y en el lago de Guri (Bolívar). "A efectos de ellos, es un juego de ganar-ganar. Ganan desde el punto de vista económico y estratégico, porque la alianza es directamente con el Gobierno. Ganan desde el punto de vista de refugio: aquí se les ofrece incienso, oro y mirra. La intención, entonces, es fortalecer a Maduro y así mismos".

El representante parlamentario del partido opositor La Causa R por el estado Bolívar, al sureste de Venezuela, considera que "el Arco Minero como tal es una estafa al país" y es una afrenta el hecho de que se mantenga y sostenga. "Más peligroso aún es que ha abarcado espacios geográficos superiores a los que tenía anteriormente proyectado. Al extremo de que ya incluyó todo el estado Bolívar, todo el estado Amazonas y el estado Delta Amacuro, que no estaban dentro del proyecto del Arco Minero del Orinoco. Estamos hablando que esto trae conflictos de carácter social", argumentó.

Respecto al silencio internacional sobre este problema ambiental, De Grazia considera que "a medida de que el problema no se conozca, no habrá ruido". Y agregó que "es fundamental que se informe al mundo sobre la tragedia que significa el Arco Minero, no solamente para los guayaneses o Venezuela en general, sino para el planeta".

Américo de Grazia (AFP)
Américo de Grazia (AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Cocaína para la revolución

Los predicadores que llegan en el vuelo de "Aeroterror"

El bazar de la mentira

Chequea también

Según CAME, los productores de las economías regionales “apenas cubren los costos en tiempos de cosecha”

Desde CAME reclaman medidas al gobierno para mejorar la situación de las economías regionales.Directivos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) alertaron que se agravó la crisis por la que atraviesan los 32 complejos productivos de las economías regionales.La suba de costos, la elevada presión impositiva, la vuelta de las retenciones, el aumento de la energía, la dolarización de los insumos y el encarecimiento de los créditos ante un escenario de suba de tasas, condicionan la situación del sector.Incluso hay muchas producciones regionales que deben afrontar una fuerte caída del consumo interno que no solo afecta a la rentabilidad, sino que también aumenta los costos fijos de los establecimientos rurales.Entre los sectores que registran un nulo o escaso nivel de rentabilidad en plena etapa de cosecha aparecen las legumbres, leche, vino, tabaco, miel, yerba, cítricos, frutas finas y verduras.El productor recibe $4 por la pera.El sector de peras y manzanas, instalado en el Alto Valle de las provincias de Río Negro y Neuquén -que genera 28.000 empleos transitorios al momento de la cosecha-, enfrenta costos de producción que superan ampliamente los precios finales que reciben los productores.El costo de ambas frutas es de 12 pesos por kilo, y el productor recibe 6 pesos por kilo de manzana y 4 pesos por la peraOtro sector en crisis es el de las uvas, con productores que reciben unos 8 pesos, y en góndola el precio ronda los 80 pesos: una diferencia entre ambas puntas de la cadena que llega al 1.000%. En el caso de la oliva, el costo de producción de las aceitunas de ubica en 20 pesos, y el productor percibe apenas 22 pesos por kilo.Con el objetivo de mejorar la rentabilidad, desde CAME presentaron ante las autoridades del Ministerio de Producción y Trabajo una propuesta diferencial destinada a las producciones primarias de las economías regionales a través de la imposición del adelantamiento del mínimo no imponible.Con esto, se busca una reducción en el costo de contratación de mano de obra, lo que derivaría en una mejora en el registro formal de los trabajadores rurales. "Hay que tomar medidas acordes a la importancia que tenemos en términos económicos y sociales porque las pymes somos las principales generadoras de empleo", expresaron desde CAME.

A %d blogueros les gusta esto: