Presentaron un reloj despertador con pantalla táctil y el asistente de Google integrado

El Lenovo Smart Clock es un despertador inteligente que integra al asistente virtual de Google.
El Lenovo Smart Clock es un despertador inteligente que integra al asistente virtual de Google.

Lenovo Smart Clock es un despertador inteligente que integra al asistente virtual de Google. Con este dispositivo, que además cuenta con pantalla táctil, se puede escuchar música en varias habitaciones, controlar el hogar, establecer rutinas diarias y gestionar todo lo que sea necesario a través de comandos de voz.

El equipo sale a competir con Echo Spot de Amazon y se suma a la familia de dispositivos para el hogar de Lenovo como Smart Display y Smart Home Essentials, que se presentaron el año pasado.

Lenovo Smart Clock tiene un display táctil de cuatro pulgadas con resolución de 480×800 píxeles. La parte posterior está recubierta por una tela de color gris, cuenta con USB par cargar, micrófono y parlante con tecnología Dolby.

Cuenta con wifi, bluetooth, 1 GB de RAM y 8 GB de almacenamiento. Este reloj despertador estará disponible después de mitad de año y se venderá, en Estados Unidos, a un valor de USD 79,99.

Este producto es un ejemplo más de la tendencia que estuvo marcando el rumbo en los últimos años: la llegada de los asistentes virtuales a cada vez más dispositivos. Están presentes en celulares, parlantes, cámaras y electrodomésticos.

Reloj Lenovo Smart Clock
Reloj Lenovo Smart Clock

Así como en algún momento la pantalla táctil fue la interfaz estrella de los equipos, poco a poco se está virando hacia los comandos de voz. Si bien hoy en día ambas tecnologías conviven, es posible que la voz termine siendo la interfaz favorita.

Esto no solo permite interactuar con mayor facilidad con los equipos sino que hay un plus: y es que los asistentes son cada vez más inteligentes y "autónomos". Basta con darles una orden para que hagan llamados, prendan o apaguen un equipo y hasta hagan el check-in en un vuelo, tal como anunció Google en esta feria CES.

Los asistentes son más inteligentes, los dispositivos se vuelven más fáciles de gestionar y también, cada vez hay más información de los usuarios en la nube. Personalización y automatización son el sello distintivo de la revolución tecnológica de estos tiempos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Teclados y celulares flexibles, tendencia en la feria CES 2019

Las innovaciones más impactantes que trae CES en automóviles

Cinco gadgets para vencer el insomnio y dormir mejor

Chequea también

Según CAME, los productores de las economías regionales “apenas cubren los costos en tiempos de cosecha”

Desde CAME reclaman medidas al gobierno para mejorar la situación de las economías regionales.Directivos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) alertaron que se agravó la crisis por la que atraviesan los 32 complejos productivos de las economías regionales.La suba de costos, la elevada presión impositiva, la vuelta de las retenciones, el aumento de la energía, la dolarización de los insumos y el encarecimiento de los créditos ante un escenario de suba de tasas, condicionan la situación del sector.Incluso hay muchas producciones regionales que deben afrontar una fuerte caída del consumo interno que no solo afecta a la rentabilidad, sino que también aumenta los costos fijos de los establecimientos rurales.Entre los sectores que registran un nulo o escaso nivel de rentabilidad en plena etapa de cosecha aparecen las legumbres, leche, vino, tabaco, miel, yerba, cítricos, frutas finas y verduras.El productor recibe $4 por la pera.El sector de peras y manzanas, instalado en el Alto Valle de las provincias de Río Negro y Neuquén -que genera 28.000 empleos transitorios al momento de la cosecha-, enfrenta costos de producción que superan ampliamente los precios finales que reciben los productores.El costo de ambas frutas es de 12 pesos por kilo, y el productor recibe 6 pesos por kilo de manzana y 4 pesos por la peraOtro sector en crisis es el de las uvas, con productores que reciben unos 8 pesos, y en góndola el precio ronda los 80 pesos: una diferencia entre ambas puntas de la cadena que llega al 1.000%. En el caso de la oliva, el costo de producción de las aceitunas de ubica en 20 pesos, y el productor percibe apenas 22 pesos por kilo.Con el objetivo de mejorar la rentabilidad, desde CAME presentaron ante las autoridades del Ministerio de Producción y Trabajo una propuesta diferencial destinada a las producciones primarias de las economías regionales a través de la imposición del adelantamiento del mínimo no imponible.Con esto, se busca una reducción en el costo de contratación de mano de obra, lo que derivaría en una mejora en el registro formal de los trabajadores rurales. "Hay que tomar medidas acordes a la importancia que tenemos en términos económicos y sociales porque las pymes somos las principales generadoras de empleo", expresaron desde CAME.

A %d blogueros les gusta esto: