La AFI desbarató una banda que transportaba 250 kilos de marihuana desde Paraguay

La Secretaría Nacional Antidrogas (SENAD) de Paraguay inició un trabajo de inteligencia que culminó con un llamado a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) de la Argentina, en donde alertaron por una lancha que iba a cruzar un cargamento de marihuana envuelto en rollos de membrana asfáltica.

El operativo fue encabezado por la AFI y del mismo participó la Gendarmería Nacional Argentina (GNA). El ingreso de los estupefacientes lo organizó una banda criminal internacional, la cual utilizó el circuito 5 de la zona "El Mangal", lugar por el cual ingresaron la mercadería.

Allí efectuó un "operativo cerrojo" sobre accesos a la zona mencionada, con las fuerzas policiales argentinas y a la colaboración de los grupos de seguridad paraguayos, y detuvieron una camioneta con 4 ocupantes, quienes en la caja trasera transportaban 12 rollos de membrana asfáltica.

El vehículo presentaba un peso excesivo y, tras decomisar la carga, detectaron cerca de 250 kilogramos de marihuana envueltos y escondidos dentro de las membranas.

Se requirió de cuatro testigos para efectuar el control sobre la totalidad de rollos. Allí se procedió a la apertura de un rollo, constatando dentro del mismo en forma acondicionada en un tubo de pvc gran cantidad de paquetes rectangulares de diversos tamaños.

Se ordenó la detención de los cuatro involucrados, se labraron las actuaciones correspondientes y trasladaron la totalidad de la carga para el conteo y pesaje exacto de las drogas halladas.

Noticia en desarrollo

Chequea también

Según CAME, los productores de las economías regionales “apenas cubren los costos en tiempos de cosecha”

Desde CAME reclaman medidas al gobierno para mejorar la situación de las economías regionales.Directivos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) alertaron que se agravó la crisis por la que atraviesan los 32 complejos productivos de las economías regionales.La suba de costos, la elevada presión impositiva, la vuelta de las retenciones, el aumento de la energía, la dolarización de los insumos y el encarecimiento de los créditos ante un escenario de suba de tasas, condicionan la situación del sector.Incluso hay muchas producciones regionales que deben afrontar una fuerte caída del consumo interno que no solo afecta a la rentabilidad, sino que también aumenta los costos fijos de los establecimientos rurales.Entre los sectores que registran un nulo o escaso nivel de rentabilidad en plena etapa de cosecha aparecen las legumbres, leche, vino, tabaco, miel, yerba, cítricos, frutas finas y verduras.El productor recibe $4 por la pera.El sector de peras y manzanas, instalado en el Alto Valle de las provincias de Río Negro y Neuquén -que genera 28.000 empleos transitorios al momento de la cosecha-, enfrenta costos de producción que superan ampliamente los precios finales que reciben los productores.El costo de ambas frutas es de 12 pesos por kilo, y el productor recibe 6 pesos por kilo de manzana y 4 pesos por la peraOtro sector en crisis es el de las uvas, con productores que reciben unos 8 pesos, y en góndola el precio ronda los 80 pesos: una diferencia entre ambas puntas de la cadena que llega al 1.000%. En el caso de la oliva, el costo de producción de las aceitunas de ubica en 20 pesos, y el productor percibe apenas 22 pesos por kilo.Con el objetivo de mejorar la rentabilidad, desde CAME presentaron ante las autoridades del Ministerio de Producción y Trabajo una propuesta diferencial destinada a las producciones primarias de las economías regionales a través de la imposición del adelantamiento del mínimo no imponible.Con esto, se busca una reducción en el costo de contratación de mano de obra, lo que derivaría en una mejora en el registro formal de los trabajadores rurales. "Hay que tomar medidas acordes a la importancia que tenemos en términos económicos y sociales porque las pymes somos las principales generadoras de empleo", expresaron desde CAME.

A %d blogueros les gusta esto: