Rodrigo Eguillor denunció a su papá y le inició una causa a una chica por abuso sexual

Eguillor al salir de su celda este jueves al mediodía.
Eguillor al salir de su celda este jueves al mediodía.

Rodrigo Eguillor, el joven acusado de abuso sexual en un departamento de San Telmo, detenido por resistencia a la autoridad y luego liberado, desafió a sus denunciantes tras salir de la Alcaidía Departamental Roberto Pettinato en La Plata con una liberación firmada por el Juzgado de Garantías Nº2 de Lomas de Zamora, la misma jurisdicción donde trabaja su madre, la fiscal de ejecución penal Paula Martínez Castro. "No hay pruebas", aseguró.

Mientras tanto, un giro de la trama se pone en marcha en los tribunales porteños. El 13 de noviembre, tres días antes del presunto ataque en el balcón de la calle Piedras, Eguillor hizo una denuncia por abuso sexual según confirmaron fuentes judiciales a Infobae. La persona a la que acusa es una joven de su misma edad.

Rueda de prensa: Eguillor ante las cámaras. (Dino Calvo)
Rueda de prensa: Eguillor ante las cámaras. (Dino Calvo)

La denuncia llegó al Juzgado Nº37 de la doctora Silvia Ramond, que delegó su instrucción en la Fiscalía Nº11. La causa –de la que no se conocen sus pormenores– continúa en trámite luego de que Eguillor ratificara la denuncia en el Juzgado; la Fiscalía, sita en la calle Paraguay, le hizo un pedido de información al joven, que hasta el momento no se presentó ante los investigadores. La acusada todavía no fue indagada.

Esta no fue la única acusación que el joven formalizó este año: también denunció por coacción a su propio padre, un empresario de 54 con domicilio en Ezeiza, registrado en el rubro de juegos de azar. El expediente, que comenzó en el Juzgado Nº7, fue delegado en la Fiscalía Nº30. "Está en trámite", afirma una fuente dentro de la causa.

En su conferencia de prensa improvisada, al salir de la Alcaidía, Eguillor señaló a los medios por "armar un circo" luego de que él mismo diera varias entrevistas en la tarde del martes en el hall de Ezeiza y dijo estar "arrepentido" de sus vivos en Instagram.

Chequea también

Según CAME, los productores de las economías regionales “apenas cubren los costos en tiempos de cosecha”

Desde CAME reclaman medidas al gobierno para mejorar la situación de las economías regionales.Directivos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) alertaron que se agravó la crisis por la que atraviesan los 32 complejos productivos de las economías regionales.La suba de costos, la elevada presión impositiva, la vuelta de las retenciones, el aumento de la energía, la dolarización de los insumos y el encarecimiento de los créditos ante un escenario de suba de tasas, condicionan la situación del sector.Incluso hay muchas producciones regionales que deben afrontar una fuerte caída del consumo interno que no solo afecta a la rentabilidad, sino que también aumenta los costos fijos de los establecimientos rurales.Entre los sectores que registran un nulo o escaso nivel de rentabilidad en plena etapa de cosecha aparecen las legumbres, leche, vino, tabaco, miel, yerba, cítricos, frutas finas y verduras.El productor recibe $4 por la pera.El sector de peras y manzanas, instalado en el Alto Valle de las provincias de Río Negro y Neuquén -que genera 28.000 empleos transitorios al momento de la cosecha-, enfrenta costos de producción que superan ampliamente los precios finales que reciben los productores.El costo de ambas frutas es de 12 pesos por kilo, y el productor recibe 6 pesos por kilo de manzana y 4 pesos por la peraOtro sector en crisis es el de las uvas, con productores que reciben unos 8 pesos, y en góndola el precio ronda los 80 pesos: una diferencia entre ambas puntas de la cadena que llega al 1.000%. En el caso de la oliva, el costo de producción de las aceitunas de ubica en 20 pesos, y el productor percibe apenas 22 pesos por kilo.Con el objetivo de mejorar la rentabilidad, desde CAME presentaron ante las autoridades del Ministerio de Producción y Trabajo una propuesta diferencial destinada a las producciones primarias de las economías regionales a través de la imposición del adelantamiento del mínimo no imponible.Con esto, se busca una reducción en el costo de contratación de mano de obra, lo que derivaría en una mejora en el registro formal de los trabajadores rurales. "Hay que tomar medidas acordes a la importancia que tenemos en términos económicos y sociales porque las pymes somos las principales generadoras de empleo", expresaron desde CAME.

A %d blogueros les gusta esto: