El presidente español Pedro Sánchez asistirá a la final de la Copa Libertadores en el Santiago Bernabéu

Pedro Sanchez, presidente del gobierno español (REUTERS/Sergio Perez)
Pedro Sanchez, presidente del gobierno español (REUTERS/Sergio Perez)

El presidente Pedro Sánchez asistirá este domingo a la final de la Copa Libertadores que disputarán en el estadio Santiago Bernabéu los equipos de fútbol Boca Juniors y River Plate. Por ahora, no está confirmada la presencia del mandatario argentino Mauricio Macri.

Así lo ha señalado en rueda de prensa José Manuel Rodríguez Uribes, delegado del gobierno en Madrid, durante la presentación del dispositivo de seguridad para este evento. El operativo estará integrado por más de 4.000 efectivos, uno de los mayores diseñados en este tipo de confrontaciones deportivas de alto riesgo.

Tras los incidentes que se produjeron en la previa del partido de vuelta de la Superfinal de la Copa Libertadores —en la ida igualaron 2 a 2—, Conmebol dictaminó que el River-Boca se disputará el próximo domingo, desde las 16:30, en la casa del Real Madrid.

Pedro Sánchez y Mauricio Macri, durante la cumbre del G20 en Argentina (Reuters)
Pedro Sánchez y Mauricio Macri, durante la cumbre del G20 en Argentina (Reuters)

"Es un evento que denominamos de alto riesgo, es la calificación protocolar acá en España. Supone un riesgo elevado que haya altercados, por eso habrá un tratamiento policial diferente a un partido ordinario", comentó Serafín Giraldo, vocero de la policía de España.

Se estima que aproximadamente 2.000 de los agentes serán policías nacionales, mientras que 1.000 más serán de la policía local, que estarán abocados al tránsito y evitar el cruce de hinchadas. A este número hay que agregarle la seguridad privada, que estará dentro del estadio.

"En la primera fase se le solicitó información a la policía y autoridades de Argentina. Ellos nos tienen que brindar información, como el número de personas que vendrán y la calidad. Cuando digo calidad me refiero al nivel de violencia. Necesitamos este tipo de información", sostuvo el vocero.

Policías en las inmediaciones del Santiago Bernabéu (AFP)
Policías en las inmediaciones del Santiago Bernabéu (AFP)

La intención de la policía española es la de colocar a las hinchadas de River y Boca en dos zonas diferentes de la ciudad "para evitar imágenes violentas", como las de agresiones contra el ómnibus del club rival.

"Estamos acostumbrados a lidiar con esta clase de hinchas, como cuando vienen hinchadas de Rusia o de países de Europa del Este. Aseguro que no tienen nada que envidiarle en lo que respecta a violencia a los argentinos. Esto es un reto para nosotros", sostuvo.

Por otra parte, Giraldo sostuvo que, al igual que como ocurre con Atlético Madrid o Real Madrid, se les brindará un lugar para celebrar a los simpatizantes de la institución ganadora. Por ejemplo, la Plaza Neptuno es el espacio del Colchonero; mientras que la Plaza Cibeles la utiliza el Merengue.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El informe que revela cómo funciona el negocio de la reventa del River-Boca en España

En España catalogan el River-Boca como un "partido de alto riesgo": los detalles del operativo policial

La expectativa en Madrid por el Superclásico: entradas, reventa y seguridad extrema para el River-Boca

Chequea también

Según CAME, los productores de las economías regionales “apenas cubren los costos en tiempos de cosecha”

Desde CAME reclaman medidas al gobierno para mejorar la situación de las economías regionales.Directivos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) alertaron que se agravó la crisis por la que atraviesan los 32 complejos productivos de las economías regionales.La suba de costos, la elevada presión impositiva, la vuelta de las retenciones, el aumento de la energía, la dolarización de los insumos y el encarecimiento de los créditos ante un escenario de suba de tasas, condicionan la situación del sector.Incluso hay muchas producciones regionales que deben afrontar una fuerte caída del consumo interno que no solo afecta a la rentabilidad, sino que también aumenta los costos fijos de los establecimientos rurales.Entre los sectores que registran un nulo o escaso nivel de rentabilidad en plena etapa de cosecha aparecen las legumbres, leche, vino, tabaco, miel, yerba, cítricos, frutas finas y verduras.El productor recibe $4 por la pera.El sector de peras y manzanas, instalado en el Alto Valle de las provincias de Río Negro y Neuquén -que genera 28.000 empleos transitorios al momento de la cosecha-, enfrenta costos de producción que superan ampliamente los precios finales que reciben los productores.El costo de ambas frutas es de 12 pesos por kilo, y el productor recibe 6 pesos por kilo de manzana y 4 pesos por la peraOtro sector en crisis es el de las uvas, con productores que reciben unos 8 pesos, y en góndola el precio ronda los 80 pesos: una diferencia entre ambas puntas de la cadena que llega al 1.000%. En el caso de la oliva, el costo de producción de las aceitunas de ubica en 20 pesos, y el productor percibe apenas 22 pesos por kilo.Con el objetivo de mejorar la rentabilidad, desde CAME presentaron ante las autoridades del Ministerio de Producción y Trabajo una propuesta diferencial destinada a las producciones primarias de las economías regionales a través de la imposición del adelantamiento del mínimo no imponible.Con esto, se busca una reducción en el costo de contratación de mano de obra, lo que derivaría en una mejora en el registro formal de los trabajadores rurales. "Hay que tomar medidas acordes a la importancia que tenemos en términos económicos y sociales porque las pymes somos las principales generadoras de empleo", expresaron desde CAME.

A %d blogueros les gusta esto: