Tras más de 10 horas, los aeronáuticos levantaron el paro que afectó a 30 mil pasajeros y provocó cancelaciones en 240 vuelos

(Adrián Escándar)
(Adrián Escándar)

Los gremios aeronáuticos iniciaron esta mañana una serie de asambleas a nivel nacional por reclamos salariales que derivaron en la cancelación de al menos 243 vuelos por los inconvenientes que se generaron en distintos aeropuertos de todo el país.

La situación, que empezó de forma sorpresiva a las siete de la mañana de hoy y que empezó a normalizarse cerca de las seis de la tarde cuando los trabajadores comenzaron a volver a sus puestos luego de terminadas las asambleas informativas que paralizaron la actividad en distintas terminales del país, afectó a unas 30.000 personas, informó Aerolíneas Argentinas.

NOTICIA EN DESARROLLO

Chequea también

Según CAME, los productores de las economías regionales “apenas cubren los costos en tiempos de cosecha”

Desde CAME reclaman medidas al gobierno para mejorar la situación de las economías regionales.Directivos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) alertaron que se agravó la crisis por la que atraviesan los 32 complejos productivos de las economías regionales.La suba de costos, la elevada presión impositiva, la vuelta de las retenciones, el aumento de la energía, la dolarización de los insumos y el encarecimiento de los créditos ante un escenario de suba de tasas, condicionan la situación del sector.Incluso hay muchas producciones regionales que deben afrontar una fuerte caída del consumo interno que no solo afecta a la rentabilidad, sino que también aumenta los costos fijos de los establecimientos rurales.Entre los sectores que registran un nulo o escaso nivel de rentabilidad en plena etapa de cosecha aparecen las legumbres, leche, vino, tabaco, miel, yerba, cítricos, frutas finas y verduras.El productor recibe $4 por la pera.El sector de peras y manzanas, instalado en el Alto Valle de las provincias de Río Negro y Neuquén -que genera 28.000 empleos transitorios al momento de la cosecha-, enfrenta costos de producción que superan ampliamente los precios finales que reciben los productores.El costo de ambas frutas es de 12 pesos por kilo, y el productor recibe 6 pesos por kilo de manzana y 4 pesos por la peraOtro sector en crisis es el de las uvas, con productores que reciben unos 8 pesos, y en góndola el precio ronda los 80 pesos: una diferencia entre ambas puntas de la cadena que llega al 1.000%. En el caso de la oliva, el costo de producción de las aceitunas de ubica en 20 pesos, y el productor percibe apenas 22 pesos por kilo.Con el objetivo de mejorar la rentabilidad, desde CAME presentaron ante las autoridades del Ministerio de Producción y Trabajo una propuesta diferencial destinada a las producciones primarias de las economías regionales a través de la imposición del adelantamiento del mínimo no imponible.Con esto, se busca una reducción en el costo de contratación de mano de obra, lo que derivaría en una mejora en el registro formal de los trabajadores rurales. "Hay que tomar medidas acordes a la importancia que tenemos en términos económicos y sociales porque las pymes somos las principales generadoras de empleo", expresaron desde CAME.

A %d blogueros les gusta esto: