Tonos óxidos y superficies imperfectas: las excéntricas novedades en el diseño de baños modernos

La firma Agape presentó en Milan Design Week 2018 la bañera Neve, diseñada por Benedini Associati
La firma Agape presentó en Milan Design Week 2018 la bañera Neve, diseñada por Benedini Associati

La diseñadora de interiores Gabi López recorrió el espacio de la firma Agape, que presentó su nueva colección de baños en la Semana de Diseño de Milán, con un cambio rotundo en la incorporación del color.

Los óxidos y naranjas son la novedad que remite al calor de hogar. Su simpleza se asemeja a la tierra o a la arcilla, y la textura, bastante particular, invita a tocarla. Se remarcan las imperfecciones y lo hecho a mano en un lugar como el baño, en el que se busca la tranquilidad y la calma.

En el local insignia de la firma Agape en Milán se encuentra este baño que incorpora los colores óxidos y naranjas, que remiten al calor de hogar
En el local insignia de la firma Agape en Milán se encuentra este baño que incorpora los colores óxidos y naranjas, que remiten al calor de hogar

El baño se completa con la bañera Neve, diseñada por Benedini Associati, que tiene tres características a destacar. Una es el material con el que está hecha, que es una superficie sólida que permite llevar su espesor al mínimo, aproximadamente de un centímetro de ancho, lo que la torna visualmente muy etérea y liviana.

Gabi López en el espacio de Agape, recorriendo la nueva colección (Federico Lo Bianco)
Gabi López en el espacio de Agape, recorriendo la nueva colección (Federico Lo Bianco)

La segunda característica es su confección en dos partes: además del diseño principal hay una segunda pieza que es un zócalo donde se puede ocultar toda la instalación sanitaria, lo que la hace muy practica para aportar solución a la reforma de viviendas antiguas.

La bañera Neve se destaca por el material, que es una superficie sólida de espesor al mínimo lo que la torna visualmente muy etérea y liviana (Federico Lo Bianco)
La bañera Neve se destaca por el material, que es una superficie sólida de espesor al mínimo lo que la torna visualmente muy etérea y liviana (Federico Lo Bianco)

La tercera es la aparición del color, con un exterior gris, que continua con el color del piso de cemento alisado, y por dentro es blanca mate.

La textura en el baño de Agape es bastante particular, remarcando las imperfecciones, lo hecho a mano y la simpleza en un lugar como el baño, en el que se busca la tranquilidad y la calma (Federico Lo Bianco)
La textura en el baño de Agape es bastante particular, remarcando las imperfecciones, lo hecho a mano y la simpleza en un lugar como el baño, en el que se busca la tranquilidad y la calma (Federico Lo Bianco)

SEGUÍ LEYENDO:

Microcosmos climáticos y un antiguo tranvía rosa: dos experiencias inéditas en la ciudad de Milán

"La vida es dura, pero no tanto", la excéntrica muestra local de diseño del Grupo Bondi

"Club Unseen", el tesoro mejor guardado de la Semana del Diseño de Milán 2018

Chequea también

Según CAME, los productores de las economías regionales “apenas cubren los costos en tiempos de cosecha”

Desde CAME reclaman medidas al gobierno para mejorar la situación de las economías regionales.Directivos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) alertaron que se agravó la crisis por la que atraviesan los 32 complejos productivos de las economías regionales.La suba de costos, la elevada presión impositiva, la vuelta de las retenciones, el aumento de la energía, la dolarización de los insumos y el encarecimiento de los créditos ante un escenario de suba de tasas, condicionan la situación del sector.Incluso hay muchas producciones regionales que deben afrontar una fuerte caída del consumo interno que no solo afecta a la rentabilidad, sino que también aumenta los costos fijos de los establecimientos rurales.Entre los sectores que registran un nulo o escaso nivel de rentabilidad en plena etapa de cosecha aparecen las legumbres, leche, vino, tabaco, miel, yerba, cítricos, frutas finas y verduras.El productor recibe $4 por la pera.El sector de peras y manzanas, instalado en el Alto Valle de las provincias de Río Negro y Neuquén -que genera 28.000 empleos transitorios al momento de la cosecha-, enfrenta costos de producción que superan ampliamente los precios finales que reciben los productores.El costo de ambas frutas es de 12 pesos por kilo, y el productor recibe 6 pesos por kilo de manzana y 4 pesos por la peraOtro sector en crisis es el de las uvas, con productores que reciben unos 8 pesos, y en góndola el precio ronda los 80 pesos: una diferencia entre ambas puntas de la cadena que llega al 1.000%. En el caso de la oliva, el costo de producción de las aceitunas de ubica en 20 pesos, y el productor percibe apenas 22 pesos por kilo.Con el objetivo de mejorar la rentabilidad, desde CAME presentaron ante las autoridades del Ministerio de Producción y Trabajo una propuesta diferencial destinada a las producciones primarias de las economías regionales a través de la imposición del adelantamiento del mínimo no imponible.Con esto, se busca una reducción en el costo de contratación de mano de obra, lo que derivaría en una mejora en el registro formal de los trabajadores rurales. "Hay que tomar medidas acordes a la importancia que tenemos en términos económicos y sociales porque las pymes somos las principales generadoras de empleo", expresaron desde CAME.

A %d blogueros les gusta esto: