Fuerte respaldo de los Estados Unidos a la Fiscal General de Paraguay amenazada por los narcos del Comando Vermelho

La fiscal general de Paraguay, Sandra Quiñonez, con su equipo, durante una conferencia en el Ministerio Público
La fiscal general de Paraguay, Sandra Quiñonez, con su equipo, durante una conferencia en el Ministerio Público

Los Estados Unidos han hecho explícito su apoyo a la fiscal Sandra Quiñonez Astigarraga quien fuera amenazada de muerte por miembros del grupo narco brasileño Comando Vermelho. "Tu cabeza tiene precio", fue la advertencia hecha por encapuchados que responden a esa banda criminal que opera sobre todo en la Triple Frontera entre Paraguay, Brasil y Argentina.

Fue el embajador norteamericano en Asunción, Lee McClenny, quien hizo público su solidaridad hacia la funcionaria pública quien se puso a la cabeza de la investigación contra el grupo armado.

"Ofrecemos nuestro apoyo al gobierno de Mario Abdo y de la Fiscal General Sandra Quiñonez. La Fiscalía es una institución clave para el Estado de Derecho y la seguridad de los paraguayos", dijo McClenny en un mensaje emitido por Twitter.

Ofrecemos nuestro apoyo al Gobierno de @MaritoAbdo y a la Fiscal General @SandraQuinonezA. @fiscalia_prensa es una institución clave para el #EstadoDeDerecho y la #Seguridad de todos los paraguayos.

— Lee McClenny (@USAmbPY) November 8, 2018

Además del apoyo norteamericano, Quiñonez también contó con la solidaridad explícita de sus colegas en la región. Un comunicado emitido por la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos señaló:

"Expresamos nuestra preocupación por la situación que enfrenta la titular del Ministerio Público de la República del Paraguay ante las amenazas que un grupo delictivo he proferido en su contra (…). Repudiamos este tipo de actos extra procesales que intentan afectar el correcto funcionamiento del sistema de administración de justicia", dice el documento.

El embajador de los Estados Unidos en Paraguay, Lee McClenny, junto a la fiscal general Sandra Quiñonez (Archivo)
El embajador de los Estados Unidos en Paraguay, Lee McClenny, junto a la fiscal general Sandra Quiñonez (Archivo)

"En Paraguay sos nuestro objetivo. Como estás viendo, tu cabeza tiene precio. Podés abandonar el cargo ahora, pero igual vamos por usted. Usted es nuestro premio, nuestro trofeo. Usted buscó, usted lo encontró", afirmaron los narcos.

La fiscal Quiñónez se refirió esta tarde sobre las amenazas y prometió no ceder ante los narcos: "Esta Fiscal General no retrocederá ni medio paso en la convicción de hacer frente al crimen organizado, a la corrupción y a la impunidad".

"Primeramente, señalar que hemos tenido conocimiento de este material en particular con anterioridad, y de otras amenazas realizadas no solo a la Fiscalía General sino también a otros agentes del Ministerio Público. Como titular del Ministerio Público repudio todo hecho de violencia y amenaza contra cualquier agente fiscal, funcionario de la institución o contra cualquier ciudadano", dijo Quiñónez en conferencia de prensa desde el Mnisterio Público.

Marcelo Pinheiro, alias Piloto, preso en la Agrupación Especializada en Asunción, convocó este miércoles a los medios de comunicación a una insólita rueda de prensa para negar su relación con un supuesto intento para sacarlo de prisión, así como todo vínculo con actos terroristas.

A finales de octubre, las fuerzas de seguridad paraguayas explosionaron en el este del país un coche bomba que supuestamente estaba destinado a ser usado en el rescate de Piloto, en un operativo en el que murieron tres presuntos integrantes del Comando Vermelho.

El video de la amenaza

Además de cuestionar que ese coche bomba iba a ser trasladado a Asunción para liberarlo, Pinheiro insistió en que no está detrás de atentados terroristas, como apuntaba una publicación brasileña, aunque reconoció haberse dedicado al tráfico de drogas. "Soy traficante, no terrorista. Eso es una macanada", dijo Piloto a los medios en un intento por tratar de desligarse de las acusaciones.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Un grupo de encapuchados amenazó de muerte a la fiscal general de Paraguay: "Tu cabeza tiene precio"

El sangriento plan del Comando Vermelho para liberar a su capo que la policía paraguaya detuvo a tiempo

Chequea también

Según CAME, los productores de las economías regionales “apenas cubren los costos en tiempos de cosecha”

Desde CAME reclaman medidas al gobierno para mejorar la situación de las economías regionales.Directivos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) alertaron que se agravó la crisis por la que atraviesan los 32 complejos productivos de las economías regionales.La suba de costos, la elevada presión impositiva, la vuelta de las retenciones, el aumento de la energía, la dolarización de los insumos y el encarecimiento de los créditos ante un escenario de suba de tasas, condicionan la situación del sector.Incluso hay muchas producciones regionales que deben afrontar una fuerte caída del consumo interno que no solo afecta a la rentabilidad, sino que también aumenta los costos fijos de los establecimientos rurales.Entre los sectores que registran un nulo o escaso nivel de rentabilidad en plena etapa de cosecha aparecen las legumbres, leche, vino, tabaco, miel, yerba, cítricos, frutas finas y verduras.El productor recibe $4 por la pera.El sector de peras y manzanas, instalado en el Alto Valle de las provincias de Río Negro y Neuquén -que genera 28.000 empleos transitorios al momento de la cosecha-, enfrenta costos de producción que superan ampliamente los precios finales que reciben los productores.El costo de ambas frutas es de 12 pesos por kilo, y el productor recibe 6 pesos por kilo de manzana y 4 pesos por la peraOtro sector en crisis es el de las uvas, con productores que reciben unos 8 pesos, y en góndola el precio ronda los 80 pesos: una diferencia entre ambas puntas de la cadena que llega al 1.000%. En el caso de la oliva, el costo de producción de las aceitunas de ubica en 20 pesos, y el productor percibe apenas 22 pesos por kilo.Con el objetivo de mejorar la rentabilidad, desde CAME presentaron ante las autoridades del Ministerio de Producción y Trabajo una propuesta diferencial destinada a las producciones primarias de las economías regionales a través de la imposición del adelantamiento del mínimo no imponible.Con esto, se busca una reducción en el costo de contratación de mano de obra, lo que derivaría en una mejora en el registro formal de los trabajadores rurales. "Hay que tomar medidas acordes a la importancia que tenemos en términos económicos y sociales porque las pymes somos las principales generadoras de empleo", expresaron desde CAME.

A %d blogueros les gusta esto: