EN VIVO: el ojo del huracán Florence llega a la costa este de EEUU, causa inundaciones y masivos cortes de energía eléctrica

El boletín del Centro Nacional de Huracanes de las 10:00 AM GMT (las 6:00 AM hora local) indica que el ojo del huracán Florence está a punto de impactare en la costa de Carolina del Norte y representa una "amenaza de vida", con promesas de "inundaciones catastróficas" y serios daños.

El ciclón impactará en breve en la costa de Carolina del Norte, y se desplazaba a 9 km/h, agregó el NHC, que advirtió que impone "una marejada ciclónica amenazante para la vida" y que "la amenaza de inundaciones por las lluvias aumentará durante los próximos días".

Hurricane #Florence 6 am Update. Florence is about to make landfall near Wilmington, North Carolina. pic.twitter.com/BNdr2sHY0S

— National Hurricane Center (@NHC_Atlantic) September 14, 2018

El boletín indica que se han detectado ráfagas de entre 127 y 131 kilómetros por hora en Cabo Lookout y Topsail Beach, North Carolina, mientras que los niveles de agua en Pamlico Sound y Emerald Isle "permanecen elevados".

En Emerald Isle, Carolina del Norte, el agua alcanzó una altura de 1,92 metros (6,3 pies). Emerald Isle está a unos 135 kilómetros (84 millas) al norte de Wilmington. Los efectos de Florence sobre la región podrían durar varios días y dejar una amplia zona sumergida bajo el agua procedente del océano y la caída en forma de intensas precipitaciones.

Así se ve circular en automóvil bajo la tormenta Florence en North Carolina, según la cuenta de Twitter del NHS en Newport/Morehead. Reportan "muchos árboles dañados, destrozos y cortes de tendidos de cables eléctricos en la isla", además de inundaciones en los accesos.

Some information from Cape Lookout NS, Shell Point, Harkers Island as of 4 AM. Lots of tree damage, debris, and power lines down across the Island. Reports of major flooding on all access roads to the park. #Florence #ncwx pic.twitter.com/Na3XNAGKw4

— NWS Newport/Morehead (@NWSMoreheadCity) September 14, 2018

Calles inundadas en la noche del jueves en New Bern, Carolina del Norte (Somodevilla/Getty Images/AFP)

Calles inundadas en la noche del jueves en New Bern, Carolina del Norte (Somodevilla/Getty Images/AFP)

Grandes áreas de New Bern también estaban bajo el agua. Allí, las autoridades buscaban rescatar en la madrugada del viernes a 150 personas.

P R A Y 🙏🏾 F O R 🙏🏾 N E W B E R N #NewBern #HurricaneFlorence pic.twitter.com/UEhny4xvue

— YEIWAYY 👅🧚🏽‍♀️ (@doseofyei) September 14, 2018

En Carolina del Norte, estado de la costa atlántica estadounidense, unos 150.000 hogares ya se encontraban sin energía eléctrica, según el servicio local de emergencias.

La inmensa tormenta se debilitó durante la noche del jueves a categoría 1, de 5 en la escala de Saffir-Simpson, pero las autoridades advirtieron de los riesgos de los potentes vientos de 150 kilómetros por hora y las lluvias torrenciales.

Cerca de la línea costera los vientos ya se hacían notar este jueves y la localidad de Myrtle Beach, en Carolina del Sur, estaba prácticamente desierta.

Outside the NWS Newport/Morehead City at 930 pm. pic.twitter.com/tErYVLRYQd

— NWS Newport/Morehead (@NWSMoreheadCity) September 14, 2018

Aunque en la tarde, algunos surfistas aprovechaban las grandes olas provocadas por el huracán.

"Yo me sentía bien hasta que me desperté esta mañana y vi que era una ciudad desierta", contó un residente de 40 años que dijo que se refugiaría en Charlotte, tierra adentro.

No bajar la guardia

Brock Long, director de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA), ha advertido a la población de tomarse al ciclón serieamente independientemente de su categoría.

En tanto, Steve Goldstein, director de la agencia Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), advirtió que "se producirá un aumento del nivel del agua de 1,8 a 2,7 metros".

La tormenta ya comenzó a azotar Carolina del Norte

Según Goldstein, se espera que Florence toque tierra en los estados de Carolina del Norte y del Sur "en algún momento del viernes en la tarde, del viernes por la noche o del sábado".

El NHC también emitió advertencia de tormenta tropical desde el sur del río South Santee hasta Edisto Beach, en Carolina del Sur, que significa que esta condición se presentará en las próximas 12 a 24 horas.

Se mantiene un aviso de marejada ciclónica en la zona, donde el NHC alerta de que "existe la posibilidad de inundaciones que amenacen la vida" debido a un aumento del nivel del mar "moviéndose tierra adentro".

Qué es la marejada ciclónica y cuáles son su consecuencias

A medida que la tormenta se acercaba, el presidente estadounidense Donald Trump y las autoridades estatales y locales instaron a los residentes que se encuentran en la trayectoria del huracán a que evacuaran sus casas.

"Estamos completamente listos para el huracán Florence, a medida que la tormenta se vuelve más grande y más potente. ¡Sean cautelosos!", escribió Trump en un tuít.

I was just briefed on Hurricane Florence. FEMA, First Responders and Law Enforcement are supplied and ready. We are with you! https://t.co/mP7icn0Yzl pic.twitter.com/a8KQ0lcoSD

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) September 13, 2018

Los llamados a tener cuidado con la tormenta llegaron hasta el espacio, y desde la Estación Espacial Internacional el astronauta alemán Alexander Gerst tuiteó fotos de la gigantesca tormenta y escribió: "¡Cuidado, Estados Unidos!".

Watch out, America! #HurricaneFlorence is so enormous, we could only capture her with a super wide-angle lens from the @Space_Station, 400 km directly above the eye. Get prepared on the East Coast, this is a no-kidding nightmare coming for you. #Horizons pic.twitter.com/ovZozsncfh

— Alexander Gerst (@Astro_Alex) September 12, 2018

"Inundaciones letales"

La Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (Fema) apuntó que el mayor peligro que representa Florence es "la tremenda cantidad de agua" que descargará a su paso por Carolina del Norte, del Sur y Virginia, en la costa este de Estados Unidos.

Las órdenes de evacuación alcanzan a unas 1,7 millones de personas en Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia, muchas de las cuales prepararon sus casas y los negocios para la llegada de la tormenta y emprendieron el camino el miércoles para refugiarse de los embates del viento.

Cientos de miles de personas evacúan la zona

Cientos de miles de personas evacúan la zona

"La marejada de la tormenta es mortal. Cualquiera que esté en la zona de evacuación en las Carolinas y en Virginia tiene que salir AHORA si ya no lo han hecho", advirtió la FEMA. "El tiempo se acaba", reiteró.

Cinco estados declararon estado de emergencia: Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia, Maryland y Virgina, además de la capital Washington.

"Es imperativo que todos sigan las órdenes locales de evacuación", señaló Trump, que publicó más temprano en Twitter un video instando a la gente a "no jugar" con este huracán.

"Mañana puede ser demasiado tarde. No esperen a último minuto", advirtió Brenda Bethune, alcaldesa de Myrtle Beach. Florence va a ser "como un directo de Mike Tyson en la costa de las Carolinas", dijo el funcionario de la FEMA Jeff Byard, que advirtió también sobre los cortes de energía, el cierre de las rutas, los daños de la infraestructura y los riesgos para las personas.

Duke Energy, una empresa eléctrica presente en las dos Carolinas, estimó que entre uno y tres millones de clientes se van a quedar sin electricidad por la tormenta y que podrían tardar hasta una semana en restaurar el servicio.

El gobernador de Georgia, estado que el miércoles se declaró en emergencia, dijo que movilizará "todos los recursos disponibles" para hacer frente a los vientos y las precipitaciones. Trump le aseguró que contará con la asistencia del gobierno federal y de la Agencia para la Gestión de Situaciones de Emergencia, señaló la Casa Blanca.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El huracán Florence comienza a sentirse en el sureste de EEUU: peligro de marejadas ciclónicas, inundaciones e intensas lluvias

El Congreso de los EEUU suspendió su actividad ante la llegada del huracán Florence

Vientos y lluvia de Florence comenzaron a azotar a las Carolinas

La advertencia del Centro de Huracanes por el peligro inminente de Florence: "No se fijen en la velocidad del viento"

Chequea también

Andrés Calamaro, íntimo: “En estos últimos dos años me encontré solo”

—¿Qué te impulsó a sacar este nuevo disco?—Es una buena pregunta porque estábamos grabando otro disco, una producción muy larga porque involucra invitados especiales, entonces ya no depende de nosotros cuándo se termina el disco. Y estábamos haciendo aquel disco de a poco y bueno, yo empecé a escribir letras y a mandarle tabletas por el correo a la noche ni bien las escribía a mi compañero Germán (Wiedemer), que escribió las canciones conmigo. Entonces este año nos empezamos a encontrar con canciones y empezamos a grabar las maquetas, los bocetos, lo que se conoce como los demos. Nos ayudó mucho un músico muy bueno que se llama Martín Pomares, que tocaba la guitarra y que le daba buen aspecto sonoro a estas grabaciones caseras.—Hoy, ¿a qué le cantás? —Es una buena pregunta. Muchas cosas me disparaban escribir letras. Por ejemplo, me gusta contemplar la Biblia pero desde un punto de vista no religioso ni teocrático. Y ahí encontré algunos momentos interesantes: tengo mis propias teorías, mis divagues sobre la Biblia. También me interesa mucho la Segunda Guerra Mundial. Y a veces, frases. Por ejemplo, fui a una tienda de Palermo donde me gusta comprar discos, en la calle Honduras, y llego y me encuentro con un cartel que decía: "Vuelvo en cinco minutos". Esa misma noche escribimos "Vuelvo en cinco minutos". Es de las canciones que quedaron afuera del disco, pero ahí tenés una frase que disparó.—En la canción "Las rimas" decís: "El amor en tiempos de Ibuprofeno tiene cobertura pero no tiene relleno". ¿A qué se debe?—Mi frase original era hablar del amor en tiempos de Netflix. Antiguamente se decía que cuando se cortaba la luz y no había televisión, nueve meses después nacían muchos chicos. Porque no es chiste la distracción de quedarse mirando la tele. Y el amor en tiempos de Netflix, ¿verdad? Quiero decir, el ocio visual, en los teléfonos, en las tabletas; es mucho más fácil quedarse solo en casa. Inclusive muchas veces uno dice "quiero llegar a casa para hacer estas cosas tranquilo".Andrés Calamaro, con Teleshow—¿Cómo es el amor a los 57 años?—Caramba. Sabés que a los 57 años un hombre no se queda soltero, se queda solo. Una cosa es la soltería y otra cosa es la soledad. Y con 56 años, bueno, en estos últimos dos años me encontré solo. Y la soledad empezó a convencerme; me convenció, sí.—¿De qué?—Me convenció. O sea, estar solo es cómodo, como ponerse el mismo pantalón varios días seguidos. Evidentemente el amor nos hace vulnerables. Creo que hay que recordar que el amor también es una palabra. O sea, se habló demasiado del amor y no sabemos en realidad qué es. El corazón tiene una función muy noble y muy importante que es hacer circular la sangre por nuestro cuerpo. El corazón está dispuesto a latir durante 200 años, pero no hay cuerpo humano que aguante al corazón. Yo creo que el corazón ya hace bastante como para que encima lo hagamos responsable de nuestras desdichas sentimentales.—Otras de tus canciones hablan de lo prohibido como forma de vida. ¿Es así, te representa?—A mí me representa, pero no sé si estaba pensando en mí. Creo que cuando escribí esa frase estaba pensando en el poder femenino para conseguir cosas.—¿Cómo sería? —No, no, mejor no lo explico… Y no estoy hablando del empoderamiento feminista, no; estoy hablando de la capacidad de una mujer para conseguir cosas con sus encantos. Por ejemplo, no sé… Mata Hari."Verdades afiladas", de Andrés Calamaro—¿Te pasó muchas veces caer en esas trampas?—No sé. Con una o dos veces ya alcanza para tener experiencia y escribir una canción.—¿Cómo creés que fuiste evolucionando como artista?—Cuando empecé no me consideraba un letrista ni mucho menos. Al principio, cuando era joven, lo que quería era ser un músico aceptable para poder tocar con otros músicos más grandes. Y bueno, efectivamente pude tocar al lado de Beto Satragni, un gran músico uruguayo, más adelante con Miguel Abuelo, Charly García. Mis habilidades eran el teclado, o ser un buen elemento, un buen compañero en las giras, poder cantar; todo ayudaba un poco. Hacer letras, hacer canciones, ya es otro rubro que solamente tocar un teclado. Y es convertirse, sin exagerar la importancia de la palabra, en artista. Una cosa es poner tu talento al servicio del talento de alguien, y otra cosa es grabar tus propios discos. Así que fui escribiendo letras más de grande. El primer disco que tiene 100 % de letras mías es Nadie sale vivo de aquí, que está grabado en el año 88. Parece mucho, pero 30 años atrás yo no era un adolescente ya; tenía 25 largos…—¿Y en ese momento te daba miedo algo?—¿Miedo? Ya se nos había pasado el miedo a la policía. Yo fui adolescente en una época muy áspera de nuestro país, cuando vivía sujeto al terror de la dictadura militar violenta y los muchachos que no militábamos en política sufríamos mucho una presión ciudadana. Caminar de noche, ir a un recital con los amigos, podía pasar cualquier cosa. Y efectivamente: a veces pasaba cualquier cosa. Tenía 16 años cuando grabé por primera vez un disco. Y recuerdo el día que hicimos la firma simbólica del contrato, volvimos caminando festejando. Y ese día me llevaron por primera vez a una siniestra comisaría, Seccional de Toxicomanía, en la calle Huergo, lo que ahora se conoce como Puerto Madero. No sé si llegué a sentir miedo pero era preocupación, posiblemente un poco de paranoia también. Era una época en que no le decíamos el apellido a nadie: "Andrés", "Andrés", para que no nos metieran con nombre y apellido en una agenda que pudiera terminar en manos de la Policía. Parece muy complicado pero era nuestra vida cotidiana. Y aprendí a no tener miedo.—Pero en cuanto a lo personal, ¿miedo a que tus canciones no sean conocidas, miedo a que tu carrera sea corta? ¿Llegaste en algún momento a pensar en eso?—Mi carrera es demasiado larga, pero hace 25 años no era miedo. Yo pensaba: "Con 60 años, ¿de qué voy a vivir, quién me va a dar de comer?".—No te imaginaste el éxito que fue tu carrera…—No, no. Lo único que quería era grabar un disco anecdóticamente antes de los 20 años y poder decir: "¡Ya grabé un disco!". A partir de lo cual todas fueron sorpresas, la confianza de Miguel, de Charly, el respeto de todos mis colegas. Nos conocemos hace… no son 1000 años pero son 900, ¿no? 40 años. Perdimos muchos compañeros en la batalla pero también somos muchos los que seguimos juntos.—¿Qué fue lo que más te costó conseguir?—Es una pregunta complicada para hacerle a alguien que respeta la ley del mínimo esfuerzo casi como única ley. O sea, yo tengo un severo cuadro de insomnio, entonces los viajes y las giras no son difíciles pero tampoco son fáciles, porque no soy esta gente que se apoya así y ya está durmiendo. Difícil es dormir después de un recital; eso es difícil. Primero te pasás dos horas con la televisión encendida sin volumen antes de sacarte la ropa. Es lo primero que pasa. Esa es difícil. Tal vez tendría que pensar en cosas realmente difíciles, ¿no? Pero mirá, afortunadamente me preguntás por algo difícil y no sé qué contestarte. Lo difícil es poder contestarte. No tengo idea.—¿Te importa lo que piensen de vos?—Y… ya estoy un poco blindado. Quiero decir, mis inclinaciones artísticas y políticas yo sé que pueden enojar a mucha gente. De todas maneras me siento acompañado por los intelectuales y por los buenos amigos, la gente que me importa está de acuerdo conmigo, supongo yo…Andrés Calamaro, con Teleshow—Políticas, ¿por qué?—Bueno, eso es algo que me ocurre más en España que acá. Mi defensa de la integridad de las corridas de toros, no sé si acá se va a entender. Soy argentino pero también soy español y estoy muy orgulloso de serlo. Sin embargo me gusta que en España haya un Rey, me gusta ir a ver corridas de toros. Y sin embargo todas estas cosas que son lindas en España me ponen un poco a la derecha del espectro y me acusan de fascista, lo cual es un disparate. Yo me río: fui educado en el socialismo, en el feminismo, como ateo… Pero no tengo problemas.—¿Acá no te pasa, en la Argentina?—Mirá, entre entre muchas barbaridades que dijo, (Domingo Faustino) Sarmiento dijo un par de cosas muy lindas, como que él se despertaba todos los días esperando que sus opiniones provoquen repudio y rechazo. Era un tipo muy interesante más allá de haber dicho un par de cosas que suenan bastante mal hoy en día… Pero quiero decir, yo debería estar orgulloso de aquella gente que me critica porque me critican por las cosas en las cuales yo creo, por mis amistades, por las cosas que yo defiendo. Entonces me gusta que hablen mal de mí porque creo en mí, y no me molesta el fracaso porque ya no sé en qué consiste el éxito. Y el día que fracase voy a aprovechar para el ocio creativo. El día que fracase me voy a tomar tiempo para escribir más canciones.

A %d blogueros les gusta esto: