Fuerte suba del dólar: se aproxima a los 30 pesos y marca un nuevo récord

La divisa de EEUU vuelve a precios máximos, en un nuevo episodio de “turbulencia” financiera.

La divisa de EEUU vuelve a precios máximos, en un nuevo episodio de “turbulencia” financiera.

Factores internos y externos contribuyen a una rueda cambiaria complicada y con firme demanda y salto de cotizaciones. En bancos y casas de cambio del microcentro porteño el dólar escala a los $29,71, unos 14 centavos por encima del récord de cierre del pasado 28 de junio ($29,57).

En un nuevo valor máximo histórico el billete de EEUU acumula un incremento de 57% en menos de ocho meses transcurridos de 2018.

El salto del dólar también se observa en el mercado mayorista o interbancario, donde las empresas pactan las transacciones a 29 pesos desde el comienzo de las operaciones, en un contexto de una mayor demanda para cobertura debido a la incertidumbre local y externa.

El repunte del dolar fue acelerándose en las últimas ruedas. A los 20 centavos que sumó el miércoles, se adicionaron otros 47 centavos el jueves. Este viernes el repunte es de 1,01 peso. En las últimas tres jornadas, el aumento del tipo de cambio fue de 6 por ciento.

El rebrote de la demanda y las cotizaciones del billete norteamericano estuvo precedido por un mes de un dólar prácticamente estabilizado en el rango de 27,40/27,50 pesos mayorista, y apenas encima de los 28 pesos al público.

"Hubo una tranquilidad durante varias semanas y ahora sorpresivamente un peso arriba. El mercado en general se movió muy políticamente las últimas semanas, por cuestiones más vinculadas a la política que a temas económicos", expresó Alejandro Bianchi, gerente de Inversiones de InvertirOnline.com.

La continuidad de elevadas tasas de interés en pesos en 40% anual, los fondos provistos por el acuerdo con el FMI y la oferta de Letras del Tesoro con tasas ya próximas a 5% en dólares ya no parecen ser una barrera de contención suficiente para una demanda que busca cobertura en la divisa al contado.

El dólar en la City sube un 3,5% este viernes y acumula un alza de 6% en las últimas tres ruedas

La presión del exterior por la devaluación de otras monedas de países emergentes respecto del dólar y el "ruido" político por el escándalo de sobornos durante los gobiernos del Frente para la victoria, conocido por los cuadernos de un ex chofer oficial, incrementaron las dudas de los inversores, en particular del exterior.

Los fondos internacionales están deshaciendo posiciones en activos argentinos. La caída de precios de los títulos públicos argentinos nominados en dólares es notable y continua, y empujó al riesgo país a los 640 puntos básicos, el nivel más alto de la era Cambiemos, "marcando de esta manera su mayor nivel en 37 meses, lo que denota una caída importante en la confianza de los inversores tanto locales como extranjeros", indicaron desde Research for Traders.

SEGUÍ LEYENDO:

El riesgo país sube a niveles máximos en tres años mientras crece el escándalo de los cuadernos de las coimas K

FMI: el déficit fiscal y el atraso cambiario gestaron la corrida

Señal de esta cautela inversora es que a pesar de una sensible alza de las tasas, Hacienda logró renovar el miércoles apenas 54% de los vencimientos de LETES, por unos USD 430 millones a un plazo de 182 días.

"No pretendamos que el dólar en Argentina esté quieto con este escenario de caída de monedas globales: el peso mexicano resta 1,7%; el real brasileño, un 1,6%, y la lira turca, un 17%", afirmó el economista Diego Martínez Burzaco, director de MB Inversiones.

Martínez Burzaco explicó a Infobae que "lo que sucede hoy con el dólar en Argentina básicamente responde a lo que está pasando en los mercados emergentes y el epicentro está en la depreciación de la lira en Turquía, después de que Donald Trump autorizó duplicar los impuestos a las importaciones de acero y aluminio turco, con un trasfondo político y geopolítico, además de económico".

"Esta desconfianza por los emergentes empezó en febrero pasado, tuvo una pausa en marzo y en abril, se profundizó en mayo y junio, y regresó en las últimas semanas. Entre estas economías, Argentina y Turquía son los países considerados más vulnerables por sus desequilibrios macroeconómicos y de cuenta corriente"

"Las crisis en Turquía y Rusia, que se suman a las tensiones comerciales globales, afectan al resto de las divisas globales, impulsando la demanda de activos de EEUU", apuntaron desde Research for Traders.

LA CAÍDA DE LAS RESERVAS DEL BCRA

Otro indicador que se mira con atención por estas horas es el de la evolución de las reservas internacionales del Banco Central, días antes del arribo de una misión del FMI para auditar el cumplimiento del acuerdo stand by.

Los activos de la entidad crecieron de USD 48.475 millones el 21 de junio pasado a un récord de USD 63.270 millones el 22 de junio, cuando llegaron los primeros USD 15.000 millones aportados por el Fondo. Pero en poco menos de dos meses las reservas perdieron casi USD 6.000 millones, hasta los actuales USD 57.516 millones.

Es decir que más allá de las acotadas ventas oficiales para dar liquidez al mercado de cambios y los previstos pagos de vencimientos, buena parte de las divisas se fueron del sistema financiero local.

SEGUÍ LEYENDO:

Lava Jato y Mani Pulite: cómo impactaron en la economía los antecedentes de los cuadernos de las coimas K

El "efecto sultán" golpea a Turquía: se desploma la lira y Donald Trump le duplicará los aranceles

Alejandro Bianchi aportó que si bien es cierto que hubo salida de dólares, también hubo al mismo tiempo una reducción de unos $250.000 millones del stock de LEBAC. "Estamos mejor que en mayo y junio, y aunque en julio hubo un drenaje de reservas, lo positivo es que lo estás haciendo reduciendo la bomba de tiempo, que es la deuda de Letras", subrayó a Infobae.

"Por el acuerdo con el FMI, supuestamente no interviene el Central para fijar el dólar. Si fuera (el presidente del BCRA, Luis) Caputo, la estrategia es dejar subir el tipo de cambio, pues estoy 'parado' sobre dólares. Cuando la entidad empezó a comprar contratos de dólar futuro, se vio que no hay intención de dejar apreciar al peso", añadió el experto de InvertirOnline.

Chequea también

La historia del trasplante de rostro que le dio una segunda oportunidad a una joven que intentó suicidarse

(Video realizado con material de cortesía de National Geographic)A los 21 años, luego de haber sobrevivido tres sin nariz, con la vista dañada y aquejada de pérdida motriz por el traumatismo cerebral que sufrió al intentar suicidarse de un disparo de escopeta a la cabeza, Katie Stubblefield se convirtió en la paciente más joven que recibió un trasplante de cara. Una operación de 31 horas en la Clínica Cleveland, de Ohio, en la que trabajaron 11 cirujanos y numerosos especialistas, Katie recuperó "la que quizá sea la parte más distintiva de nuestro cuerpo y la naturaleza misma de la identidad humana", según sintetizó National Geographic, que dedicó su nueva tapa a su historia: un rostro.Katie Stubblefield meses antes de su intento de suicidio. Ahora, con su nueva cara transplantada. (Familia Stubblefield y Martin Schoeller/National Geographic)En esos tres años los motivos que la llevaron a querer terminar con su vida —un abandono amoroso, la súbita pérdida de trabajo de sus padres, dos cirugías por sus problemas gástricos— se dejaron ver bajo una luz diferente, y sus días volvieron a tener sentido para ella. "Llegar a este punto de recuperación ha sido a veces un camino difícil de transitar, pero me siento agradecida de que haya existido un camino", dijo tras la operación, en marzo de 2017, según documentó la clínica en su sitio."Siento gratitud eterna por el cuidado que este hospital me ha dado y continúa dándome en mi viaje de recuperación y cura", agregó la joven. "Decir que mis cirujanos, médicos, enfermeros y cuidadores son 'de primera' sería quedarme corta. Y para mi donante y su familia: las palabras no pueden expresar mi valoración de este regalo increíble".Portada del National GeographicDurante dos años, National Geographic siguió a Katie, a su familia, a la familia de la donante y a los médicos de Cleveland Clinic para crear este reportaje —y también un documental— sobre la persona número 40 que recibió una cara en el mundo, y en ese mismo hospital de Ohio donde, en 2008, la investigadora Maria Siemionow completó el primer trasplante facial en Estados Unidos.Alesia y Robb Stubblefield, los padres de Katie, aceptaron con alegría que su hija quisiera mostrar la historia de la transformación de lo que llamaba su "cara de Shrek", aunque —como advirtió la revista sobre el texto de Joanna Connors y las fotos de Maggie Steber y Lynn Johnson— mucho del material es difícil de procesar. "Las fotografías de Katie antes de la operación son especialmente duras. Las imágenes de la propia intervención pueden impresionar a algunos lectores. Pero estamos contando esta historia porque es importante", señaló la directora de National Geographic, Susan Goldberg.Antes de su operación, Katie Stubblefield conoció a dos transplantados faciales, Shaun Fiddler y Connie Culp (Maggie Steber/National Geographic)"Quería que la gente supiese lo asombrosa que es esta intervención y lo bella que es la vida", explicó Katie. "En resumen, quiero ayudar a otras personas".La historia, "sobre ciencia de vanguardia", como presenta Goldberg, es también el resultado de dos tragedias. El intento de suicidio de Katie, "un disparo que le destrozó la nariz, la boca, la mandíbula, la cara, parte de la frente y casi toda la visión". Y la muerte por sobredosis de Adrea Schneider, a los 31 años.La cirugía de Katie Stubblefield llevó 31 horas (Lynn Johnson/National Geographic)La abuela de Adrea, Sandra Bennington, debió tomar la decisión extraordinaria de donar su rostro. "Fue difícil, pero pensé: 'Dios mío, una chica tan jovencita que necesita una cara. Sería maravilloso'. Simplemente me pareció que era lo debido", dijo la mujer.El relato comienza con ese rostro."La cara reposa sobre una bandeja quirúrgica. Los ojos, vacíos y ciegos; la boca, abierta, como exclamando: '¡Oh!'. Por un instante, la cara reposa con expresión pasmada. Cirujanos, residentes y enfermeros, mudos de pronto, la observan impresionados mientras profesionales médicos, como si de unos paparazzi extrañamente educados se tratase, se acercan cámara en mano para documentar el momento. La cara, ya sin riego sanguíneo, palidece. Cada segundo que pasa separada del cuerpo se asemeja más a una máscara mortuoria del siglo XIX", escribió Connors en su artículo "La nueva cara de Katie, un trasplante facial histórico".Adrea Schneider, la donante de órganos cuya cara recibió Katie (Familia Bennington/National Geographic)Frank Papay, el cirujano que la traslada desde el quirófano donde dejó de pertener a la donante hacia el quirófano donde la espera Katie, mira la cara. "Es asombroso, piensa, lo que algunas personas deciden hacer por el prójimo: donarles el corazón, el hígado, incluso el rostro". Pronuncia para sí mismo una oración de agradecimiento y lleva la cara hacia su nueva vida.Adrea donó su corazón a una mujer de 60 años; su hígado, a un hombre de 66; el pulmón derecho a una mujer de 51 años y el izquierdo a otra de 62. También donó los riñones y las córneas. El útero se dedicó a la investigación sobre infertilidad.Katie Stubblefield con sus padres, Robb y Alesia (Maggie Steber/National Geographic)Y la cara, por el financiamiento del Departamento de Defensa de los Estados Unidos (los seguros de salud no cubren los trasplantes de cara por considerarlos experimentales) fue para Katie. El Instituto de Medicina Regenerativa de las Fuerzas Armadas espera mejorar, a partir de la experiencia de esta joven, los tratamientos de militares heridos en combate.Luego de un par de docenas de intervenciones quirúrgicas que llevó su recuperación del disparo, los médicos le dijeron a Katie que podían comenzar a pensar en un trasplante de cara. Ni ella ni sus padres se habían enterado de que desde 2005, cuando Isabelle Dinoire, desfigurada por el ataque de su perro, había recibido un rostro nuevo en Francia, tal cosa era posible.Katie Stubblefield antes del trasplante (Maggie Steber/National Geographic)"La cirugía incluyó el trasplante del cuero cabelludo, la frente, los párpados superiores e inferiores, las cuencas de los ojos, la nariz, la parte superior de las mejillas, la mandíbula, los dientes, parte de los nervios faciales, los músculos faciales y la piel, con lo que se reemplazó de manera efectiva el 100% del tejido facial de la paciente", reseñó en su momento el parte médico.Katie recuperó funciones básicas como masticar, hablar y ver mejor. Le quedan por delante más cirugías y una vida de medicamentos para evitar que su sistema inmunológico rechace su rostro. "Pero también podrá salir a la calle y compartir con todos aquellos jóvenes que se ven incapaces de seguir viviendo un importante mensaje que aprendió a un precio muy alto: 'Cualquier cosa que nos pase en la vida se puede superar. La vida es un regalo precioso'", dijo a la revista.MÁS SOBRE ESTE TEMA:Entre una niña y un niño: el dramático minuto a minuto que tuvo a Perú paralizado 24 horasUn laboratorio está cada vez más cerca de crear pulmones para trasplantes en humanos

A %d blogueros les gusta esto: