Nacionales

Antártida 360, una experiencia inmersiva nunca antes vista del continente blanco

La Antártida o continente blanco es una de las mayores y más valiosas regiones naturales del mundo. La palabra Antártida proviene del idioma griego, de antarktikos, que significa "opuesto al ártico".Este amplio territorio extremo da vida a un gran número de especies de flora y fauna. Además es la región menos poblada y menos contaminada del mundo.Con el propósito de acercar el trabajo científico y de logística que se viene realizando durante años, la Universidad de la Defensa Nacional ha desarrollado una serie de documentales en tecnología 360° sobre la vida en las bases de la Antártida Argentina.Según precisan sus productores, la potencialidad de la técnica audiovisual inmersiva impone un cambio en la mirada y la lectura del hecho documentado. Además, ofrece una oportunidad de acercamiento para apreciar el trabajo y el esfuerzo de quienes hacen soberanía en una geografía extrema.La primera parte del proyecto se compone de 6 cortos de 4 minutos cada uno sobre la base Marambio, que retratan el entorno extremo y la vida cotidiana en la base más estratégica de la República Argentina, realizados en febrero y marzo de 2019.Registro en tecnología inmersiva de la vida en la Base MarambioLa Antártida es el continente más frío, más seco, más ventoso y con mayor altura media del planeta. Por el bien de la humanidad, científicos y militares argentinos habitan esa geografía extrema soportando temperaturas también extremas.Como un inmenso escenario blanco y helado, es una porción del mundo que no cuenta con población autóctona. Sin embargo, es un lugar donde investigadores de cuarenta y ocho nacionalidades comparten sus desafíos.La mayoría de sus casi 14 millones de km2 están cubiertos de hielo. Aun así, sus pobladores -dedicados a la ciencia o la logística- viven y trabajan incansablemente buscando esa información que sirva a la comunidad científica internacional.Territorio de paz"La Antártida se utilizará exclusivamente para fines pacíficos", dice el Tratado Antártico (1958-1959) sobre los territorios, barreras de hielo y océanos al sur de los 60° de latitud S, y declara libertad de investigación y cooperación de las partes firmantes, con procesos de intercambio de observaciones y de resultados, libre disponibilidad de estos y apertura de estaciones, instalaciones y equipos para inspección.A pesar de las tensiones mundiales de las últimas décadas, el Tratado y los acuerdos y protocolos posteriores, consiguieron que la Antártida se mantenga como zona de paz, cooperación científica y territorio protegido.IntegraciónEl Sector Antártico Argentino (SAA) integra la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, comprende 965597km². Cuenta con 13 Bases, 6 de las cuales son permanentes, donde viven alrededor de 500 personas.Lo científico y lo cotidiano#Antártida360 se propone acercar información sobre: cómo se vive; qué se hace y cómo se hacen; cómo son las cosas; así como trasladarse, volver o reconocer actitudes de los habitantes en una realización audiovisual 360°.La Base Marambio es la más importante que tiene Argentina en la Antártida (Universidad de la Defensa Nacional)Tecnología 360°Así como los científicos que habitan la Antártida juegan con su creatividad cotidianamente para avanzar en sus metas, el registro audiovisual en 360° es la oportunidad de acercarlo a los habitantes en cualquier punto del país.La potencialidad de la técnica audiovisual en 360° permite desarrollar un cambio en la mirada y la lectura del hecho documentado.El punto de vista de las narrativas tradicionales, unívoco -aquel que oportunamente decidió el director de cámaras- se ve alterado con la técnica de contenidos inmersivos 360°, así el cambio total de la percepción es la clave y le da potencialidad de la tecnología.El documental Antártida360 significa una producción única nunca antes realizada (Universidad de la Defensa Nacional)Quienes no tienen la oportunidad de vivir un tiempo en la Antártica, con la producción en 360° pueden experimentar un acercamiento, hacer un mapeo, revisar un espacio, volver sobre un artículo.El espectador pasa a tener un rol más activo, decide su interacción, acciona y mezcla creando conceptualmente una estructura irrepetible en tiempo real.El documental registra la vida y el trabajo que se desarrolla en el territorio más austral (Universidad de la Defensa Nacional)SEGUÍ LEYENDO:Ayudó a fundar una base de la Antártida a pico y pala y trabajó a 30 grados bajo cero para hacer patria: la increíble hazaña de un pionero argentinoEs astrofotógrafa, vivió un año en la Antártida y muestra sus fotos por primera vezEl deshielo de la Antártida marcó un nuevo récord en 2019

Leer más »

Maratón de Buenos Aires: más participación de mujeres, gran presencia de brasileños y 11 keniatas que van por la gloria

Miles de corredores coparán las calles porteñas (Nicolás Stulberg)Como se repite cada año en esta época, en un ritual que data de más de tres décadas, miles de atletas madrugarán y se reunirán en el barrio de Núñez para correr en una nueva edición de la Maratón Internacional de la Ciudad de Buenos Aires.Son más de 10 mil los corredores los que se congregarán en la intersección de las avenidas Figueroa Alcorta y Monroe para salir a tomar las calles porteñas desde bien temprano, a partir de las 7.La cifra es superior a la del año pasado, cuando fueron poco más de 9 mil inscriptos, e inferior a las de 2015 (11.225 corredores) y de 2016 (la máxima convocatoria, con 11.724 participantes).Entre los concurrentes habrá una fuerte presencia de brasileños. Según informaron desde la organización, más de 1.600 corredores formarán parte de la competencia. Edson Amaro Arruda dos Santos, Antonio Wilson Sousa Lima, Elias Rodrigues Bastos, Eberth da Silva Siverio, Jonathas Roger, Bruno Lopes, Leonardo Moraes da Silva Messias, Antonio Luiz da Silva, Simone Ponte Ferraz, Zenaide Vieira y María Silvania da Silva serán los principales animadores del país vecino, ya que integran el grupo de elite.Habrá una gran cantidad de participantes brasileños (Franco Fafasuli)En total, la proporción entre argentinos y extranjeros es de 70-30. A la numerosa delegación brasileña le siguen -lejos- los poco más de 200 ciudadanos de Chile y otros 190 oriundos de Uruguay.Por otra parte, llegaron atletas desde Colombia, Venezuela, Paraguay, Bolivia, Ecuador, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Cuba, Guatemala, México, Puerto Rico y Canadá.Del igual modo, viajaron para competir representantes de Austria, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Hungría, Irlanda, Italia, Israel, Portugal, España, Suiza, Suecia, Turquía, Reino Unido, Zimbawe, Sudáfrica, China, Australia, Hong Kong, India, Indonesia, Japón, Corea del Sur y Vietnam, entre otros.A lo largo de los años la participación femenina en los 42K fue en crecimiento. Del total de inscriptos para esta prueba, el 70 por ciento son hombres y un 30 por ciento mujeres. La brecha entre los argentinos es apenas un poco más amplia: de 25-75.El porcentaje de mujeres en la competencia creció en los últimos años (Nicolás Stulberg)Los atletas de elitePor segundo año consecutivo, la maratón porteña fue distinguida por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) con la categoría "Bronze Label", en reconocimiento a la excelencia organizativa y a los niveles alcanzados en los últimos años. Además, en esta edición también se disputarán los campeonatos Sudamericano y Nacional.A raíz de ello, habrá una importante cantidad de corredores de nivel internacional. Los favoritos -como siempre- son los keniatas, con siete representantes hombres y cuatro mujeres.Evans Kiplagat Chebet, Daniel Kipkore Kibet, Allan Kipkorir Kiprono, Godfrei Kipkogei Kosgei, Edwin Kipngetich Koech, Reuben Kipop Kipyego, David Kemboi Kiyeng, Rodah Jepkorir Tanui, Tecla Kirongo, Leah Jerotich y Faith Chemaoi Cheruto llegaron al país con el traje de candidatos.Los etíopes Azmeraw Mengist Gereme y Demissie Gadise Mulu pelearán por la coronación.Los keniatas vuelven a ser los grandes favoritos (Franco Fafasuli)Lógicamente, la delegación nacional será la mayor, conformada entre los hombres por Luis Molina, Eulalio Muñoz, Martín Méndez, Darío Ríos, Antonio Poblete, Bernardo Maldonado, Sebastián Irusta, Pedro Gómez, José Felix Sánchez, Lucas Báez, Nicolás Melgarejo, Sergio Hoffman, Gerardo Haro, Ezequiel Brahim, Javier Fermín y Juan Manuel Tablada.Mientras que por el lado de las damas estarán Daiana Ocampo, Marcela Gómez, María de los Angeles Peralta, Rosa Liliana Godoy, Mariela Ortiz, Olga Adela Barrios, María Lázaro, Virginia Gálvez, Francisca Cataldo, Ivana Toledo, Ludmila Martínez, María Luz Tesuri y Nadia Rodríguez.Los atletas de elite -que comenzarán a correr antes que el resto- son 91. A excepción de los africanos y de un corredor portugués, el resto son sudamericanos y a los argentinos se les agregan siete peruanos, seis paraguayos, seis uruguayos, tres ecuatorianos, tres chilenos, dos colombianos y un venezolano.SEGUÍ LEYENDO:Hora, recorrido y cortes de calle: todo lo que tenés que saber de la maratón de Buenos Aires

Leer más »

Diego Peretti: «Aparecí en el Veraz porque no pagaba desde hacía 15 años mi matrícula de psiquiatra»

"Me gusta este tipo de cine, que tiene humor negro", dice un Diego Peretti convertido en Sergio Garcés para en Iniciales S.G., la película que estrenó el jueves pasado.En el filme dirigido por Rannia Attieh y Daniel García, el protagonista tiene en su haber un disco de covers de Serge Gainsbourg, con quien comparte iniciales, e intenta dedicarse a la actuación sin demasiado éxito. Es extra en algunas películas, protagonista cuando se trata de pornografía, y se cree más joven, piola y ganador de lo que realmente es.Diego Peretti en la Avant Premiere de “Iniciales S.G”"No sabe lo que es el amor, no comprende, nunca lo vivió, y sin embargo el tema hedonista de la sexualidad, la droga, la noche, el alcohol, todas esas banalidades son algo con lo que fue construyendo su vida", relata Peretti para contar que cuando el asunto se pone un poco más profundo sentimentalmente, su personaje se descubre como un analfabeto absoluto.—Sergio no puede dormir con quien acaba de tener relaciones sexuales. Sin embargo, cuando lo ves moverse en un boliche se siente en su ámbito.—Es una adolescencia muy tardía, una decrepitud no aceptada. Es como si quisiera resguardarse en esos aspectos de la vida antes de certificar si tiene un talento nulo o no. Quedó enganchado quizás en el cover de Serge Gainsbourg que grabó por primera vez en castellano. Eso es verdad: la película tiene por primera vez su música en castellano.—¿Te animaste a cantar?—No, poco. Me animé porque Rannia quiso probar si podía interpretarlo. Le avisé con antelación que era imposible, pero ella fue una ciega en su actor, me quiso probar, y se dio cuenta de lo que yo le decía.—En tu caso, ¿cómo te llevás con el paso del tiempo?—La gente que se hace mucha cirugía estética y trata de que la ley gravitacional no sea ley gravitacional, y que esté parado lo que no tiene que estar parado, es la gente que no se lleva nada bien con el paso del tiempo. En mi caso, me mantengo entretenido haciendo cosas, trato de que el paso del tiempo se convierta en experiencia y que eso me ayude a trabajar mejor y más tranquilo. Ese tipo de cosas. No hay nada que hacer con el paso del tiempo: las arrugas, cada vez más, el pelo cada vez más canoso. Yo juego mucho al fútbol y cada vez corro menos.—¿Nunca te pasó después de un partido de fútbol decir: "Jugué pensando que tenía 25 y mañana no me puedo levantar"?—Sí, sí, no me puedo levantar. Hay dolores nuevos todo el tiempo, en articulaciones. Dolores que vos decís: "¡Guau, tengo una enfermedad!", y al otro día pasan, y al otro día vuelven, y de acá va a acá, y de acá llega a la rodilla, de acá al tobillo. Sí, eso me lleva una energía de pensamiento, de aclimatación, de adaptación. Pero bueno, los días pasan. Sigo utilizando el cuerpo en el paso de los días. No hay que negar el paso del tiempo. Este personaje no tiene tiempo casi de pensar en el paso del tiempo, huye todo el tiempo hacia adelante.—Es interesante el vínculo de Sergio con el amor, nunca se enamoró profundamente.—No conoce el amor.—Sin embargo, si tiene que quedarse en una relación se puede quedar en esa situación.—Sí, no sé si cómodo: es como la energía de la tierra, que tienen los volcanes para explotar. Son los lugares naturales. Inteligentemente la tierra abrió un hueco en una montaña para que saliera la energía que se concentra adentro. En este personaje parece calmo, parece que está, pero con el diario del lunes, sabiendo cómo termina la película y cómo es el personaje, tiene que explotar por algún lado. Y es así que explota.—¿Vos te quedaste en alguna pareja sin estar demasiado convencido?—No. Me quedé para evitar el bajón que significa lo que es una separación, y entonces sopesas costo y beneficio, y decís: "No, ahora no, ahora no…", pero ya sabés que no va más. Soy una persona que cuando no me fue la Facultad de Medicina, me cambié de profesión; eso es mucho más difícil. Seguir con una pareja por inercia no, no… es insoportable.—Tu personaje participa en películas pornográficas. ¿Cómo te llevaste con eso?—Con vergüenza: para hacer esa escena tenía que estar desnudo. Hay escenas de tiras y de películas que te piden estar desnudo porque es una escena de sexo, y yo no concuerdo con eso porque no me gusta. Pero en este caso la exposición de su cuerpo decrépito, el vender su cuerpo por plata, todo eso tenía que ver con esa ignorancia emocional que este personaje tiene, y estaba bien que se mostrara. Lo quería hacer pero tenía mucha vergüenza. Los directores me armaron un set, y toda la producción, de mucha confianza. Me reí mucho cuando leí esa escena, me reí muchísimo. Y la quería interpretar bien.—Tu personaje tiene ataques de ira. Vos en la vida, ¿con qué te sacás?—Con la desubicación, sobre todo. Con la gente desubicada. Puede ser la desubicación en cualquier cosa, como fumarse un cigarrillo en los lugares que no tiene que fumar sin pedir permiso. No decir por favor cuando tiene que pedir por favor. Que un auto pase sin que te deje pasar. La mala educación forma parte de la desubicación. Eso me irrita muchísimo. La desidia.—Estás promocionando esta película, de acá te vas a filmar con Gastón Portal, ya esta el tráiler del filme con Guillermo Francella sobre el robo del siglo. Estás en un momento de mucho trabajo. Si eso no sucediera, si alguna vez faltara, el psiquiatra, ¿puede trabajar? —No, no, no. Si eso no sucediera estaría leyendo y haciendo deporte, escribiendo y yéndome a algún lugar a descansar. Si tuviera ahorros. Y si no tuviera ahorros y me siguieran llamando, seguiría haciendo una tira para poder vivir más o menos. Si no, ya estaría entrando a buscar otro tipo de trabajo.—El psiquiatra no ejercería.—No.—Pero si quisieras recetar hoy, ¿podés?—No, ya no, porque ya di de baja mi matrícula, hace ocho, nueve años. La había dejado de pagar y una vez aparezco en el Veraz porque me faltaba pagar mi matrícula provincial, y no la había pagado, entonces no podía viajar. Hasta que me di cuenta de que era por eso, y tuve que pagar de una la matrícula que no había pagado durante 15 años.—¿No tenías ni idea?—Ni idea que estaba funcionando.—¿Era mucha plata la que debías?—Sí, pero puse un abogado y pudimos ir a los lugares donde yo hacía mucho que no iba para cobrar el sueldo en los bancos. Y como ya me conocían todos, me fueron perdonando.—Fue más trámite que otra cosa al final.—Mucho más trámite que otra cosa.—¿El teatro y la actuación te salvaron?—No, me ayudan a divertirme: yo la paso bien actuando. Pasarla bien te ayuda a poder pensar mejor, a ver mejor la realidad, a estar más relajado.ENTREVISTA COMPLETA

Leer más »

Es jubilada, fundó un comedor hace 23 años y duerme 4 horas diarias por un objetivo: darle de comer a más de 300 personas

Stella Maris, la jubilada que eligió trabajar todo el día para ayudar a otras personas. (Gentileza Stella Maris Barbatto)Stella Maris Barbatto tiene 67 años, es abuela y no descansa. Todos los días se levanta a las 5 de la mañana para cocinar y se acuesta cerca de la medianoche, cuando termina de organizar el comedor que fundó hace más de dos décadas. Mientras el lugar crecía y se convertía en el centro del barrio, le descubrieron tumores en las mamas: superó tres operaciones en menos de dos meses. "Sin saber si eran benignos o malignos decidí no bajar los brazos", dijo a Infobae.Corría 2007 y sobre sus hombros cargaba la responsabilidad de La fuerza del corazón, el comedor comunitario nacido de sus deseos de ayudar a los vecinos de San Francisco Solano cuando la crisis económica de finales de los '90 los afectó severamente. Primero llegaron 20 niñas y niños, al poco tiempo se duplicaron y más tarde aparecieron los adultos. Hoy prepara comida para 45 familias, pacientes del hospital zonal, ayuda a las escuelas del barrio y con apenas 4 horas de descanso dice que se siente feliz. Los comienzosStella Maris junto a las voluntarias que la ayudan a sostener el comedor (La fuerza del corazón)Stella Maris responde el llamado de Infobae durante un breve descanso en la clase de apoyo escolar que brinda a tres pequeños vecinos, atrasados en sus tareas de grado, que no dejan de preguntar a una de las voluntarias algunas dudas. El "aula" es el quincho de su casa, en San Francisco Solano, localidad del sur del conurbano en la que vive desde que llegó en brazos de sus padres inmigrantes cuando era una beba de pocos meses.Ese quincho fue construido para que sus cuatro hijos tuvieran un espacio cerrado para jugar y para disfrutar con la familia, pero en 1996 se convirtió en el comedor donde llegó a albergar a un centenar de personas. Al poco tiempo le quedó muy chico y decidió cambiar la modalidad de atención: cada día, a las 8 de la mañana, llegan más de 300 personas para recibir sus viandas."Les ofrecemos comida para todo el día, pero hacemos más que darles alimento: brindamos contención", remarca Stella Maris cuando cuenta que en ese quincho hay clases de apoyo escolar "para los chicos que realmente lo necesitan porque sus padres no los pueden ayudar". Además, enseñan a pintar mandalas, a reciclar y prestan el oído a toda aquella persona que lo necesita.1996: los primeros pasos del comedor que arrancó con 15 chicos y que hoy asiste a más de 300 personas. (Gentileza: La fuerza del corazón)"Arrancamos muy temprano —cuenta—A las 5 de la mañanas empezamos a cocinar y a las 8 entregamos las viandas. Antes les daba de comer acá, pero la gente se quedaba esperando haciendo fila y no quería verlos esperando por un plato de comida y además, esperar para sentarse. ¡Era muy deprimente! Y siempre pensé que el vinculo familiar es algo que hay que preservarlo. La familia debe sentarse en la mesa de su casa para comer".Quienes llegan solos o si no tienen dónde ir, pasan al comedor y allí se quedan a compartir con otros.—¿Cómo surge la idea de fundar el comedor comunitario?—La idea surgió en 1994, cuando comenzaron a privatizar varias empresas, como Obras Sanitarias, Segba… Muchas familias vecinas que trabajaban allí quedaron sin trabajo. En ese momento, todos hicieron lo que pudieron: abrieron sus propios negocios como almacenes o kiosquitos, pero después no los pudieron mantener y se quedaron sin ingresos. Los adolescentes empezaban a abandonar la escuela secundaria y se juntaban en las esquinas, los más chicos no querían ir al colegio por problemas que surgían en sus casas… ¡Perdían su futuro! Angustiada por lo que veía, un día decidí hacer algo por esos chicos, pese a los problemas de salud que yo tenía.“Angustiada por lo que veía, un día decidí hacer algo por esos chicos, pese a los problemas de salud que yo tenía. Así surgió la idea de trabajar para ayudarlos”—¿La ayuda de quiénes llegó? ¿Quiénes colaboraron?—En ese momento hablé con los vecinos. Pregunté quién podía hacer alguna donación ya que siempre nos manejábamos con comerciantes de la zona. En 1999, cuando comencé a trabajar en la Fundación de Adolfo Pérez Esquivel recibimos ayudaba de allí. Más tarde llegó una comitiva de Italia y trajo proyectos de la Unión Europea que derivó en una subvención para los alimentos a través de la UE. Pero con el tiempo toda esa ayuda se fue cortando y con los cambios de gobiernos se le exigió al Estado que sigan subvencionando.Festejo del Día de la Niñez en “La fuerza del corazón”—¿Y hoy? ¿Reciben ayuda?—¡De alguna manera nos arreglamos! ¡Siempre aparece un alma caritativa que trae una donación y todos nos ayuda! Los voluntarios de Italia no nos olvidan y una vez al año colectan dinero y nos lo mandan; con eso compramos alimentos. Somos una ONG y acá todo es trabajo voluntario. A veces, por no estar involucrada en lo que sea política cuesta conseguir cosas, pero con paciencia todo se logra.—¿Cómo era tu vida antes del comedor?—Siempre estuve vinculada a lo social, como voluntaria. En la fundación de Pérez Esquivel hasta que cerró… ¡A este tipo de trabajo lo llevo en el alma desde siempre! ¡Creo que con esto se nace! Yo soy la que cocina todos los días desde las 5 de la mañana, estoy en frente de todo lo que se hace, hago las compras, estoy en contacto con los chicos. Además, estoy casada, tengo cuatro hijos, todos casados, ¡y yo no como en mi casa!—¿Por qué no?—¡Porque estoy siempre haciendo algo! Antes teníamos un quincho, ¡pero se convirtió en el comedor! Un día me detectaron tumores en las mamas, no sabía si era cáncer o no, pero de todas maneras me propuse no bajar los brazos. ¡Hasta el día de hoy sigo trabajando!En el patio de la casa de Stella Maris funciona el comedor “La fuerza del corazón” al que actualmente acuden 300 personas en busca de alimentos.—Te extirparon tumores de las mamas y no sabías si eran benignos, como lo fueron… ¿qué recordás de esos días?—¡Me puse a trabajar con más fuerzas! A este trabajo le dedico, prácticamente, las 24 horas del día desde siempre. En ese momento me ayudaron mucho Adolfo, mi marido, y las voluntarias. Ellos se cargaron todo a los hombros. Fui operada tres veces y las tres operaciones salieron bien. ¡Y acá estoy! ¡Sigo en carrera!—¿Y la vida de jubilada?—(Se ríe) ¡Estoy jubilada! Pero en estos días planté 300 plantas de lechuga, 200 de tomate, 200 de morrones y 200 de berenjena en la huerta frente al comedor.Actualmente, en La fuerza del corazón funciona una huerta en un terreno cedido por una empresa de trenes y una canchita de fútbol que prestan a una de las escuelas del barrio. Además, brindan apoyo escolar para las niñas y niños atrasados en las tareas y que son enviados, en muchos casos, por las propias maestras.Stella Maris y las voluntarias que ayudan en el comedor que además, hace de aula de apoyo escolar, talleres de mandala, reciclado y un lugar donde muchos van a buscar el calor de un hogar. (Gentileza Stella Maris Barbatto)—¿Hay algo que te quite el sueño?—¡Si! ¡Terminar la canchita de fútbol! Vivo enfrente de las vías ferrocarril, que ya no pasa desde hace muchos años, hicimos un convenio con Ferrobaires y nos cedió esa parte en comodato. En ese terreno tenemos también una huerta grande, la canchita de fútbol y un espacio verde, un jardín. Lo que me quita el sueño ahora es cerrar la canchita de fútbol. Está alambrada, pero el tejido se están viniendo abajo. Tenemos que terminar los vestuarios, poner nuevas redes.(esa cancha la prestan a los chicos de la escuela 51 y al equipo de fútbol femenino que entrenan) Somos un conjunto de personas que trabajamos conjuntamente. Nos faltan materiales, mano de obra solidaria siempre hay.—Tras 23 años de trabajo intenso ayudando a todo el barrio ¿cuál es tu recompensa?—Ver cómo esas chicas y chicos se va integrando; ver que quienes venían con problemas en busca de consejos pudieron solucionarlo porque nos escucharon o tomaron en cuenta lo que les dijimos. Esas son las cosas que personalmente me llenan de fortaleza o cuando salgo a hacer un mandado y me encuentro con chicos que ya son papás y me llaman en la calle: "¡Stella, Stella!" y le cuentan a sus hijos que cuando eran chicos venían a comer a casa. ¡Esos saludos, esos recuerdos, y tener salud, son las cosas que más reconfortan!Seguí leyendoLa abanderada de 11 años que vivía debajo de un puente es madre, será abogada, y no se lamenta: "Esa vida me forjó"Ousman Umar, el autor que cuenta en primera persona cómo escapó del hambre de Ghana y llegó al "Paraíso"

Leer más »

Leonardo DiCaprio y cómo crecer entre dealers, prostitutas, un padre hippie y una madre que nunca se rindió

Leonardo DiCaprio a los 17 añosEs verano en Italia y como cientos de turistas que aman el arte y lo bello, una mujer con rasgos germanos y acento estadounidense pasea por Florencia. Está feliz y se siente plena. Mira su vientre redondo, que deja entrever su embarazo, y sonríe. Espera a su primer hijo y no experimenta ninguna de las molestias que le advirtieron se pueden sentir en las primeras semanas de gestación. Su bebé crece tan sereno que todas las noches -convencida de que la escucha- le pregunta "¿estás despierto o muy cansado?".Ese día decide visitar la Galería de los Uffizi, el maravilloso museo que contiene una de las colecciones de arte más antiguas del mundo. Recorre las salas y se detiene ante los artistas más conocidos. Contenta le susurra al niño que lleva en su vientre lo que ve "este es un Boticelli, este es un Giotto, acá el increíble Miguel Ángel y allá un auténtico Rafael".Descubre el museo sin prisa, pero cuando llega a la sala que alberga las obras del gran Leonardo Da Vinci, por primera vez siente las pataditas de su niño. En ese momento Irmelin Indenbirken, supo que su hijo se llamaría Leonardo como el artista. Lo que no supo ni siquiera vislumbró es que años después su niño se convertiría en uno de los actores más famosos del planeta: Leonardo Di Caprio.Luego de su viaje, Irmelin volvió a su hogar en los Estados Unidos, allí la esperaba George Di Caprio, su marido y padre de su hijo. Se conocieron en 1965. Ambos eran estudiantes universitarios en la ciudad de Nueva York. George quedó impactado por la germana belleza de Irmelin pero sobre todo por su historia de vida. Su suegra Helene Sminorva nació en Rusia pero buscando una vida mejor se mudó a Alemania donde se enamoró y se casó con Wilhelm Inderbiken, un ciudadano alemán. Pero el sueño se desplomó ante el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Wilhelm trabajaba como minero del carbón y se oponía al régimen de Hitler. Por solidaridad solía pasarle disimuladamente comida a los prisioneros rusos del führer, hasta que alguien lo delató. Su condena fue casi una sentencia de muerte: marchar al frente.Cuando Helene quedó embarazada, la pareja no supo con certeza si debía alegrarse o compadecerse. Pero entre tanta muerte la vida quería tener su oportunidad, así fue que en un refugio antiáereo y en medio de un bombardeo nació Irmelin.Leonardo DiCaprio con su mamá, Irmelin Indenbirken (Shutterstock)Al terminar la guerra, los Inderbirken decidieron que si no había presente, lo mejor era buscar un futuro y, en 1955, se mudaron a los Estados Unidos. La familia se instaló en Nueva York, Irmelin tenía ocho años y pronto se adaptó a su nueva vida. Rápido aprendió inglés pero siguió conversando con sus padres en alemán, lengua que también le transmitiría a su hijo para que pudiera comunicarse con sus abuelos.Irmelin y George se comprometieron en Nueva York, pero luego de dos años en la Gran Manzana decidieron probar suerte en Los Ángeles. George también era hijo de inmigrantes; sus padres, Salvatore Di Caprio y Rosina Cassella, habían emigrado desde Italia. George era escritor y editor de cómic y estaba seguro de que en la otra punta del país, además de desarrollar su talento, lograría buenos ingresos. Su plan era abrir una distribuidora del llamado cómic underground, publicaciones que se editaban fuera de las editoriales tradicionales y con contenidos que rompían con las reglas morales y principios establecidos.Así fue como los Di Caprio llegaron a una ciudad donde las protestas contra la guerra de Vietnam, la experimentación con alucinógenos y las charlas sobre las filosofías orientales más que una excepción eran una regla. George siguió escribiendo y editando con mucho talento pero escaso éxito comercial. Las ganas sobraban pero los dólares faltaban entonces Irmelin consiguió trabajo como secretaria. Al tiempo quedó embarazada. El matrimonio no iba bien y sus finanzas menos, cuando Leo cumplió un año la pareja se divorció.En 2016 trascendió una foto de esa época. Se ve un pequeño y rubísimo Leo sostenido por sus padres. La foto causó furor pero también polémica porque Irmelin aparece sonriente y con su axila sin depilar. Lo que demuestra que era una mujer muy libre y que cuatro décadas después, lo que debería ser una decisión personal –depilarse o no- todavía genera polémica.El pequeño Leonardo DiCaprio con sus padres (History in Pictures / Facebook)Pero volvamos a nuestra historia, Irmelin decidió quedarse en Los Ángeles pero sus condiciones económicas no eran las mejores. El padre de Leo, ahora su ex, solo podía pasarle 20 dólares semanales. Así que buscó una vivienda en los suburbios de la ciudad ya que con poco dinero en el bolsillo las pretensiones no podían ser muchas. Una vez instalados, Leo se acostumbró a jugar entre prostitutas y vendedores de drogas, a realizar las compras entre sex shops y prostíbulos y a desviar la mirada cuando veía a personas teniendo sexo en la calle mientras él iba con su madre a la escuela.Ese mundo que a algunos les parecía aterrorizante, a él le resultaba cotidiano. Su bautismo de fuego -o de terror- fue a los cinco años cuando un adicto al crack, lo amenazó con unas agujas, lo arrinconó contra una pared y del que logró escapar corriendo.Se hizo fuerte entre los fuertes y malo entre los malos. Era "un enano con la boca más grande del mundo. Le respondía a cualquiera y siempre estaba dispuesto a pelear. Claro que cuando le decís a un chico más grande que se largue o que es un idiota, en general su respuesta es darte una paliza", contó alguna vez.Leonardo DiCaprio y Kate Winslet en “Titanic”En la casa materna tenía su propio cuarto. En cambio, en la de su papá solía dormir entre cajas y cajas repletas de cómics mientras lo escuchaba debatir con el poeta Charles Bukowski, o el cantante Lou Reed en noches tan creativos como lisérgicas.Creció sin carencias pero también sin lujos. Su madre de vez en cuando lo llevaba a pasear por los barrios ricos de Hollywood para enseñarle dos cosas: que había otro mundo y que no necesitaban ser ricos para ser felices.En esos paseos por Beverly Hills, el pequeño Di Caprio se asombraba de las casas con inmensos parques pero mucho más lo maravillaba ver que los jugaban en calles repletas de flores y no de jeringas y que era posible un mundo multicural sin etnias ni religiones. Fue su madre también quien todos los días lo acompañaba manejando su auto sin quejas, dos horas de ida y dos de vuelta, hasta el mejor colegio primario de la zona, una institución que dependía de la Universidad de California donde Leo había obtenido una beca.Leo comenzó a desarrollar un cuidado muy grande con las drogas. Vio de cerca cómo el consumo acababa con la vida de conocidos y desconocidos. Años después sin juzgar ni condenar a los consumidores explicó por qué jamás las aceptó. "La droga, por desgracia, le da a la gente una alternativa a la realidad y yo crecí con eso por todos lados. Donde mirara, si salía de casa estaban ahí, en mi cara y eso me hizo pensar. No digo que eso sea lo que tienen que ver los niños para salir corriendo pero las drogas no serían nunca una opción para mí".Sus declaraciones no fueron una pose. Cuando filmó El lobo de Wall Street, Jordan Belfort el hombre en el que se basó la película, contó que tuvo que enseñarle cómo actuar en las escenas donde debía inhalar cocaína ya que el actor nunca lo había hecho, aunque sí admitió que fumó marihuana.Leonardo DiCaprio en la película “El Lobo de Wall Street”Ya famoso, esa crianza sin lujos generó en Di Caprio el convencimiento de ser un persona ordinaria con un trabajo extraordinario. A diferencia de otras celebridades no cuenta con un jet privado ni se mueve con guardaespaldas. Tampoco posee una colección de autos y fue el primer actor en movilizarse en un coche "verde".Su preocupación por el medio ambiente no es nueva. En 1997 después del éxito de Titanic creó la Leonardo DiCaprio Foundation una institución que ya donó 15 millones de dólares para apoyar proyectos medioambientales. Su compromiso con la naturaleza es tal que unos científicos bautizaron con el nombre de Grouvellinus leonardodicaprio a una nueva especie de escarabajo descubierto en Malasia.Di Caprio muestra un amor incondicional por su madre. Por su vida han pasado muchas y hermosas mujeres, casi siempre con un mismo estilo: rubias y con rasgos germánicos. Esta regla, que haría la delicia de cualquier análisis psicológico, se rompió con su actual novia, Camila Morrone, una modelo argentino estadounidense, morocha y de rasgos latinos. La relación comenzó en diciembre de 2017 y pese a los 23 años de diferencia parece que sigue viento en popa.Leonardo DiCaprio y Camila Morrone iniciaron su relación a finales del 2017 (Grosby Group)Aunque Di Caprio fue fotografiado y acompañado por muchas muchachas, Irmelin permanece en un lugar central. Ella sigue siendo una madre protectora. Si algún turista se acerca demasiado a la casa de su hijo, la mujer toma la manguera del jardín y "riega" sin ninguna culpa a los curiosos.Cuando en 2016 Di Caprio recibió el premio SAG por su papel en la película El renacido, primero le agradeció al director Alejandro Iñarritu. Luego miró a cámara y conmovido dedicó unas palabras para su madre. "No estaría parado aquí sin ti. No crecí en una vida de privilegio: crecí en un vecindario muy duro en el este de Los Ángeles, y esta mujer me llevó durante tres horas al día a una escuela diferente para mostrarme una oportunidad diferente. Hoy es su cumpleaños. Entonces mamá, feliz cumpleaños. Te quiero muchísimo".Dicen que cuando Leo le dedicó su premio, Irmelin se emocionó pero no tanto. Para muchos Di Caprio será el mejor actor de generación, para ella simplemente es su mejor creación.Leonardo DiCaprio (AP)SEGUÍ LEYENDOLa inesperada historia de amor de Adam Sandler, uno de los actores más taquilleros de HollywoodEnamoró a Tom Cruise en "Top Gun", se negó a ser sex symbol y contó que es lesbiana: la vida de la actriz que ama verse con arrugas

Leer más »

Beatles para siempre: Paul y Ringo reviven un clásico del disco póstumo de John y Yoko, a medio siglo de la separación del grupo

Ringo Starr junto a Sir Paul McCartney (Foto: Joanne Davidson / Shutterstock)Habían estado grabando Abbey Road y sabían que era el final. John Lennon, George Harrison, Paul McCartney y Ringo Starr tenían los días contados como The Beatles y en septiembre de 1969 lanzaron su último álbum y empezaron a recorrer la salida hacia un divorcio grupal. Estaban en Londres y, en las mismas oficinas de Apple cuyos tejados hicieron famosos por su show en la terraza, se saludaron y cerraron una de las etapas más fructíferas de su carrera y de la historia de la música mundial.El tiempo quiso que Yoko Ono, segunda esposa de John Lennon, pasara a la historia como la culpable del fin, pero lo cierto es que los Beatles estaban cansados de las giras y no querían seguir haciendo música juntos. Si bien John fue uno de los promotores del quiebre, al poco tiempo Paul estaba dando a conocer su flamante material solista y George y Ringo tampoco se quedaron de brazos cruzados. Cada uno quería seguir escribiendo su propia historia, una nueva.(Video: "Don't Let Me Down de The Beatles / Youtube)John y Yoko tenían un plan trazado: pensaban trabajar su activismo por la paz y grabar discos juntos. Durante la década del 70, John se concentró en su carrera solista y sacó álbumes geniales como Imagine (1971) y otros olvidables –para la crítica- como Rock'´n Roll (1975). Después de un parate que duró cinco años sin sacar material nuevo, volvió en 1980 bien pegado a Yoko con Double Fantasy, ya consolidados como un dúo.Ese álbum iba a ser el comienzo de una trilogía que habían planeado juntos y quedó trunca por la muerte de John el 8 de diciembre de ese mismo año, 1980. Un fanático le disparó en la puerta del edificio Dakota donde vivía con su pareja, en Nueva York. John Lennon tenía 40 años y un montón de música que aún esperaba ver la luz, por eso su viuda siguió trabajando en el material. Y viviendo en el Dakota. Yoko sumó su parte a lo que ya había desarrollado el ex Beatle y en 1984 lanzó Milk and Honey, en nombre de los dos, un disco inolvidable y desparejo que cerró a la fuerza una historia de amor y canciones.Tiempo al tiempo35 años después, una canción de Milk and Honey vuelve en la voz de dos amigos tan cercanos como sensibles. Paul McCartney se sumó a Ringo Starr para cantar "Grow OldWith Me", un tema de Lennon que justamente habla de envejecer junto a Yoko. La vida le fue arrebatada, pero la revancha llega a cargo de quienes quedaron de la vereda de enfrente cuando él eligió una vida personal y profesional junto a Ono.Según la prensa británica, el próximo disco de Ringo se llamará What's My Name y allí se incluirá esta versión. De esta manera queda sellado un nuevo pacto de amistad entre los dos únicos Beatles que quedan vivos, su amigo fallecido y el guiño a la viuda, con la que se han amigado con el correr de la vida. Cuando trabajaban en Antohology durante la década del 90, McCartney, Starr y George Harrison (que moriría en 2001) barajaron la posibilidad de que entrara ese tema, pero luego lo desestimaron.Milk And Honey incluye los tracks grabados por Lennon durante las sesiones de Double Fantasy, su último álbum en vida, y que no fueron incluidos en ese entonces. El formato que mantuvo Yoko cuando John ya no estaba fue el mismo: algunas canciones de Lennon y otras escritas y cantadas por ella. El resultado es un disco desparejo y extraño, con composiciones redondas de rock & pop clásico (la parte de Lennon) y canciones diferentes a todo lo conocido, incluso adelantadas para su época (las de Ono).Yoko dijo después que "Grow Old With Me" era para John "una canción que acabaría siendo un clásico". También que quería trompetas y arreglos de sinfonía, pero estaban trabajando con un tiempo límite para publicar Double Fantasy (que salió para Navidad) y así fue que la canción no entró y quedó para el disco siguiente. Un álbum en el que John ya no estaba.(Video: "Grow Old With Me" de John Lennon & Yoko Ono / Youtube)La herencia de Abbey RoadPor estos días, Abbey Road cumple 50 años de su lanzamiento y para celebrarlo, el historiador de los Beatles, Mark Lewisohn encara una gira de 21 fechas por el Reino Unido con Hornsey Road, su más reciente espectáculo basado en ese álbum. El show hace hincapié en las historias detrás de las canciones y las vidas de John, Paul, George y Ringo. Un dato interesante (y simple) que destaca Lewisohn de los de Liverpool es que, en ese momento, que parecía el fin de sus carreras, todos tenían entre 26 y 29 años. Con menos de 30 estaban cerrando la etapa creativa más rica de sus vidas."Hornsey Road tiene que ver con Abbey Road, las personas que lo hicieron y el momento en que lo hicieron. Este logro artístico fue creado en un momento agitado en la vida de los Beatles, y voy a revelar la rica historia, refrescar las historias notables detrás de su creación y traerlo todo de vuelta a la vista, el sonido y el olfato. Voy a ofrecer una mirada original y sorprendente a esta colección de grandes canciones, magníficamente grabadas por los Beatles y su productor George Martin hace cincuenta veranos, y empaquetadas en esa carátula altamente imitada de los cuatro en el paso de cebra en el Norte de Londres", adelanta el biógrafo.De esta manera, Lewisohn promete una mirada novedosa sobre la última obra en vida de los cuatro juntos: "Explicaré la creación del álbum en el contexto de la escena de la música contemporánea de 1969, y describiré a los cuatro Beatles como amigos, compañeros de banda e individuos artísticos en la cima de sus poderes creativos, coronando los muchos eventos que sientan precedentes de sus seis años anteriores".Mark LewisohnEn medio de la promoción de este show, Mark destapó otra olla… ¡Los Beatles no habrían querido terminar su discografía con Abbey Road! El autor le dijo al diario británico The Guardian que fue para la época en la que editaban ese álbum, y mientras Ringo se recuperaba en el hospital de un dolor intestinal, que Lennon sacó una grabadora y dijo: "Ringo, no puedes estar aquí, pero esto es para que puedas escuchar lo que estamos discutiendo". Y ahí nomás, comenzaba a trazar un plan para la creación de un nuevo álbum.Según Lewisohn, en la cinta encontrada se escucha que John propone componer el siguiente disco repartido en cuatro canciones de Paul McCartney, otras cuatro de George Harrison, otras cuatro de él mismo y dos de Ringo Starr. Indudablemente la sociedad Lennon McCartney ya estaba terminada, pero quizás quedaba algo más para dar juntos. ¿Llegaron a barajar algún concepto que luego fue desestimado? ¿Por qué no siguieron adelante? ¿Se separaron por Yoko? Los años y la música curan heridas, tanto que hoy Paul y Ringo pueden cantar una canción que John escribió para la mujer por la que les dijo adiós y con la que terminó sus días: "Dios bendiga nuestro amor, pasando nuestras vidas juntos, hombre y esposa juntos, un mundo sin fin".Yoko Ono y John LennonSEGUÍ LEYENDO

Leer más »

La frustración de Mauricio Macri y el recuerdo del 55

El presidente Mauricio Macri (Gustavo Gavotti)"La liberalización del capital financiero no es un tema sobre el que cualquier persona de la calle pueda dar una conferencia, pero sí sentir sus resultados: salarios más bajos y el deterioro general de las condiciones sociales y económicas". Noam Chomsky.Era tan fácil encontrar los defectos de Cristina Kirchner, como difícil, casi imposible, las virtudes de Mauricio Macri. La derecha se puso pura y dura y salió a pelear contra el resto del mundo; la moderna masonería del horóscopo contrató amanuenses contra la religión y toda defensa de los necesitados. Los pobres no trabajan, son vagos, deben asumir ser los culpables. Expulsaron sin piedad del PRO a los dialoguistas, a los políticos. Venció la línea dura que los condujo alegremente a la derrota en un evidente triunfo de la arrogancia de los ricos por sobre la sabiduría de la política. El decreto ley 4.161 del 5 de marzo de 1956 define como nadie lo que eran y lo que son. Sus riquezas son a derecho; la miseria, una casualidad. Ayudan solo a los poderosos y pierden los votos populares. ¿Será mera coincidencia? Los ricos están enojados de una manera muy parecida a la del 55. Si pudieran, darían otro golpe como aquel y prohibirán a los otros por decreto, que eso sí saben hacerlo. En aquellos tiempos había un gobierno de y para los pobres, con cierto autoritarismo y también alguna corrupción, pero los destinatarios eran los humildes. Lo derrocaron con saña feroz, y lo mismo hicieron luego –el ensañamiento sería menor, pero no el daño causado- con Frondizi en el 62 por marxista preventivo, y con Illia en el 66, por la lentitud de su honestidad. Onganía era la imagen soñada, un Francisco Franco propio. Fueron 18 años de proscripción hasta el regreso de Perón. Luego derrocarán a Isabel, matarán a mansalva y permanecerán en el poder siete largos y terribles años. En síntesis, gobernaron 25 en dictadura, y con singular desparpajo, se animan a hablar de 70 años, como si todo ese tiempo hubiera gobernado solo el peronismo y ellos no hubieran tenido nada que ver con la economía y el endeudamiento.Antes el enemigo era el marxismo; ahora lo son el peronismo y el Papa. Surgió la asociación de alcahuetes de los nuevos ricos que son más poderosos y perversos que los anteriores. Esa asociación de obsecuentes pagos o vocacionales, se irrita en exceso cuidando su triste lugar de defensores del dinero ajeno.Un obispo le dijo al Presidente y a toda la dirigencia política que había crecido la pobreza y generó voces indignadas desde el Gobierno. Si Macri incrementó la deuda y la pobreza a la par, no es necesario estudiar en Harvard para entender que trasladó la riqueza del pueblo a su grupo de amigos, parientes y adláteres. La misma que les quitó a los necesitados con la única excusa de que los demás habían robado. Cierto, pero los bolsos y los cuadernos eran de la televisión, y a causa de Macri ahora falta un plato en la mesa porque le usurparon de promedio una quinta parte al poder adquisitivo del asalariado. Es cierto que tampoco el gobierno de Cristina Kirchner fue exitoso en el crecimiento económico. Llevamos ocho años de decadencia, pero la última, la de Macri, fue sin duda la peor. Y ahora se enojan y sobreactúan, agitando fantasmas de totalitarismos de cualquier signo. Pareciera que se arrepienten de ser democráticos cuando nunca les sentó bien el sayo. Bajo diversas formas, los golpes eran lo de ellos. Por ejemplo, lograron caballos de Troya: Celestino Rodrigo tras la muerte de Perón o el Turco, que fue el peor y de cuya herencia surgen muchos extraviados en el cambio de clase, en el "desclasamiento". El medio pelo que antes miraba a París y ahora se enamoró de Miami, esos muchachos, que se creen aristócratas- nunca cultos porque la cultura no es lo suyo- se sienten "civilización" y no soportan la imagen de lo que identifican con la "barbarie". ¿Cómo ellos, refinados, de buena familia y colegios privados, iban a ser gobernados por los corruptos? Es duro, hay que comprenderlos.Sí, los lenguaraces están descontrolados, el peronismo y el Papa son los motivos de sus odios. No les falta razón: el Papa es la última defensa de los necesitados contra el cuento del libre comercio, contra los grandes grupos económicos concentrados. Nuestra patria sufre hace 40 años un traslado de riquezas desde los asalariados a los nuevos grupos improductivos, esencialmente los servicios privatizados sin control, más allá de las coimas de siempre. No quiere decir que el próximo gobierno no tenga relación con algunos de esos sectores, solo que su esencia no se queda en los negocios, cosa que Macri no logró ni le interesó en su vida. Carlos Melconian calificó con cero la macroeconomía de Macri. Duro debate. El Obispo dijo lo mismo y sigue en su lógica al Papa, que está expulsando a los mercaderes del templo, a los adoradores del becerro de Oro. Si volvemos a pensar en el largo tiempo que estos sectores han estado en el poder -aunque más no sea para refutar el clisé de los 70 años de peronismo, cuando no 80 y hasta 100, como dijo alguno en su ignorancia cerril.Habría que recordar que el primer golpe de Estado de esta serie fue el 16 de septiembre del 55, con la llamada Revolución Libertadora, previo bombardeo a la Plaza el 16 de junio. En el 30 había sido contra Yrigoyen, que también representaba el campo popular y las clases medias. Eso sí, siempre en nombre de la democracia, la libertad y la honestidad.Escucho asombrado sus alaridos actuales en defensa de un republicanismo que las urnas no lograron ni lograrán poner en duda. Son elegantes señores enojados con la mera existencia de los morochos, los peronistas, los sindicalistas, toda una amenaza. Habían contratado a Duran Barba para que manejara la miseria por las redes. Falló la tecnología, Marcos Peña se despeñó, y a Mauricio se le frustró el último capricho de "niño bien pretencioso y engrupido", como reza el tango. Si además de las riquezas poseían el poder, era otra cosa. Y si hubiera paraíso, si existiera el más allá, ¿por qué no debiera ser un barrio privado? Insisto: hay que comprender su enojo, soportan muy poco la frustración. Y la que les toca vivir ahora, esa, es de las más difíciles de digerir. Por eso gritan agredidos en su dignidad, como si la tuvieran.

Leer más »